Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En estado de alarma

Las farmacias adquieren un 25% más de antidepresivos y ansiolíticos

Cooperativa d'Apotecaris repartió este marzo un 50% más de alprazolam (Trankimazin) que en 2019 - Parte del aumento se debe a que Salud permite retirar ahora la medicación 15 días antes

Imagen de una farmacia durante el periodo de confinamiento. b.ramon

Las farmacias se aprovisionaron el mes pasado con más cajas de ansiolíticos y más antidepresivos de lo normal. En concreto, la Cooperativa d'Apotecaris repartió el pasado marzo, cuando se decretó el confinamiento obligatorio, un 25% más de cajas de los tres compuestos más consumidos de ansiolíticos y un 26% de los tres más habituales de fármacos antidepresivos.

Esos son los incrementos registrados entre el pasado marzo y el mismo mes del año pasado. Cabe recordar, indican desde la Cooperativa d'Apotecaris, que hablamos de peticiones hechas por las farmacia a la distribuidora y no de incrementos de consumo real.

Antoni Real, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Balears, no pudo evitar su sorpresa ante el notable aumento de peticiones de estos productos. No se esperaba un incremento tan pronunciado y, aunque reconoció que es cierto que esperan un incremento en el consumo de este tipo de medicamentos, no cree que las farmacias estén pidiendo más cantidad de estos compuestos para tener stock ante un previsible aumento de la demanda.

El farmacéutico recuerda que el IB-Salut ha cambiado las reglas en la dispensación de medicamentos con la tarjeta sanitaria para limitar al máximo las visitas a la farmacia. Para evitar que la gente tenga que salir más de lo necesario, el 17 de marzo se renovaron de forma automática los tratamientos para dos meses y además el IB-Salut permite ahora poder recoger las dosis de la receta electrónicahasta con 15 días de antelación al inicio del tratamiento, cuando antes solo podía recogerse hasta 10 días antes.

Esto según Real explica parte del incremento, aunque el farmacéutico admite que ven muy probable que aumente el consumo de este tipo de medicamentos según se alargue el confinamiento y la crisis económica se desate: "La situación puede ser parecida a la de 2008, y entonces subió la demanda", recuerda.

Oriol Lafau, responsable autonómico de Salud Mental de la red pública, también apunta al cambio en el sistema de dispensación como principal causa de este aumento.

Ha vuelto a consultar con sus colegas psiquiatras (ya lo hizo la semana pasada) y de momento no tiene constancia de que hayan empezado a prescribirse más fármacos de este tipo, aunque también concede que puede que tras ese notable aumento puede haber también un mayor consumo por una mayor ansiedad.

Alprazolam (cuya marca más conocida es Trankimazin), diazepam (Valium) y lorazepam (Orfidal) son los tres medicamentos ansiolíticos que más se consumen. En el caso del aprazolam o Valium (30 comprimidos de 0,5 mg), el pasado marzo las farmacia solicitaron 1.905 cajas a la Cooperativa d'Apotecarias, un 50% más que en marzo de 2019. En cuanto al diazepam (10 mg,30 comprimidos) el incremento de demanda ha sido del 42% (de las 159 unidades de marzo del año pasado a las 226 solicitades el mismo periodo de este año de pandemia).

El lorazepam u Orfidal (50 comprimidos de 1 mg) es el ansiolítico que más piden las farmacias, pero la demanda ha sido la que menos ha crecido respecto a marzo de 2019: de 2.881 a 3.247 unidades. En total, de estas tres marcas, la Cooperativa d'Apotecaris repartió el pasado mes 5.378 cajas, un millar y pico más que en marzo de 2019.

En cuanto a los antidepresivos, el incremento de demanda ha sido del 26%: de las 1.734 unidades de marzo de 2019 a las 2.185 del pasado mes. Y eso a pesar de que hay un tipo de fármaco contra la depresión cuya demanda ha descendido respecto al año pasado: la Paroxetina (20mg, 56 comprimidos). Si en 2019 se pidieron 456 cajas, el mismo mes de esta año ha bajado a 378, un 17% menos.

La Cooperativa d'Apotecaris sí ha dispensado casi 500 unidades más (un 43% más) de fluoxetina o Prozac (la marca más conocida) al pasar de repartir 1.051 cajas de 60 pastillas a 1.503 (un 43%).

De escitalopram, otro antidepreviso, las farmacias han pedido un tercio más de cajas de 56 comprimidos: de las 304 unidades solicitadas el pasado mes a las 227 del año pasado.

Con todo, Oriol Lafau señala que según los indicadores que tienen parece que las personas con trastornos de salud mental están aplicando otras estrategias para regularse y adaptarse a la situación antes que recurrir a los psicofármacos. Eso sí, Lafau sigue el panorama con detenimiento consciente de que el alargamiento del confinamiento y la crisis económica pueden derivar en un aumento de trastornos comunes (ansiedad, depresión...).

Alrededor de 185.000 personas de Balears tienen un trastorno desalud mental. De éstas, entre un 70 y un 80% sufren de depresión, ansiedad o tienen algún problema de acción.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Consulta todas las noticias del coronavirus en Mallorca

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats