Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solidaridad

Voluntarios al rescate de mayores y enfermos

Un grupo de Facebook recién creado en Palma tiene unos 300 miembros dispuestos a ayudar a los grupos de riesgo para evitar que salgan de casa

Una señora protegida con mascarilla lee uno de los carteles colgados por Teresa Jiménez en la ciudad.

Una señora protegida con mascarilla lee uno de los carteles colgados por Teresa Jiménez en la ciudad. t. j.

El padre de Paula se encuentra ingresado en Son Espases con neumonía y ella no puede salir de su casa, en Establiments, porque su situación es de riesgo, debido a que acaba de superar un cáncer. Sin embargo, en cuanto se enteró de la existencia en Facebook de un grupo llamado Voluntarios Coronavirus Palma, encontró la solución. "Hoy ha venido María a recoger un paquete con algunas cosas para llevarle a mi padre. Gracias a vosotros, le han llegado dulces, crema y algunas cositas que le hacían falta para pasar solo estas semanas. Sois fantásticos!!!" Desde su creación el sábado, ya cuenta con más de 300 miembros dispuestos a ayudar a personas mayores o enfermas con el fin de evitar que salgan de casa.

La impulsora es Teresa Jiménez de la Fuente, que decidió abrir el grupo en la popular red social "al ver que miles de voluntarios de numerosas ciudades españolas se estaban organizando de este modo. En los pueblos es más fácil llegar a la gente mayor y ya se han formado colectivos para ayudar, como en Alaró. Tras comprobar que en Palma no había nada, ni corta ni perezosa, tomó la iniciativa y empezó invitando a sus amigos de Facebook y a sus compañeros de trabajo de la compañía Meliá, que hicieron lo mismo con sus contactos y "en solo tres días se ha creado una amplia red, porque la gente está deseando ayudar".

Pósters por la calle

Teresa también salió a la calle a colgar una treintena de carteles (hoy pegará 20 más) impresos de forma altruista por la agencia de diseño Borbalán. Los puso junto a portales de fincas de pisos y en la entrada a establecimientos de alimentación, farmacias, cajeros de entidades bancarias, estancos y lugares a los que puede acudir gente pese al confinamiento. Se dedicó a ello el sábado y se topó con una patrulla de la Policía. "A pesar de que dijeron que era una iniciativa loable, me enviaron a casa para que no pusiera en riesgo la salud. Tras colgar varios pósters más, les hice caso".

En ellos pregunta a quienes lo lean si conocen a alguien mayor en el barrio que necesite ayuda para llevarle la compra o a algún enfermo de coronavirus que esté solo en casa y también requiera atención. Aunque estos letreros remiten al grupo de Facebook #VoluntariosCoronavirusPalma, la impulsora anima a cualquier ciudadano a "que pregunte en la farmacia de su barrio si tienen clientes mayores o enfermos que pudieran necesitar ayuda. Estos profesionales conocen algunos casos y los demás podemos echar una mano", resume.

Comprar alimentos, recoger medicinas, tirar la basura, pasear al perro, llevarles el periódico, conversar por teléfono, llamar o escribir un email a servicios como la compañía telefónica, agua o luz, ya que ahora no abren las oficinas de atención al público; y todo lo que necesiten. Los textos en el muro de la red social llegan desde numerosas barriadas de Palma con ofertas de personas desinteresadas que detallan en qué zona viven y en qué pueden ayudar. "Somos un súper equipo. Yo hoy ya he ido a la farmacia con varias tarjetas de yayos, ayer tiré basura y mañana a la compra", tal como comenta Marga Font, una de las voluntarias.

Colaboración recíproca

La solidaridad también procede de personas mayores, entre ellas Jamierose Tinmart, quien afirma que se defiende en sus rutinas y ofrece su vehículo particular para realizar servicios a otra gente que sí lo necesita. Su generosidad la completa con un "gracias" a los voluntarios porque continuarán siendo necesarios después de este estado de alarma: "Harán falta más semanas para que se regule la situación". Por su parte, Juan Vila, maestro jubilado, vio por la calle uno de los carteles que colgó Teresa y se ofrece para dar clases particulares de Sociales, Catalán y Castellano por skype el tiempo que dure la pandemia.

La impulsora de la iniciativa considera "esencial dar confianza a los mayores o enfermos que se ponen en contacto con el grupo, ya sea a través de Facebook o del teléfono móvil", por lo que "antes de aceptar un nuevo voluntario", se encarga de revisar su perfil en las redes sociales y establecer un contacto previo, "para que quien solicite ayuda pueda hacerlo con tranquilidad". La situación de emergencia que ha generado la expansión del coronavirus saca lo mejor de cada uno, aunque nunca está de más ser previsor, concluye quien está cumpliendo al pie de la letra el artículo siete del Real Decreto del estado de alarma.

Asociaciones vecinales

También lo cumplen, ayudar a los que ahora más lo necesitan, varias asociaciones de vecinos de Ciutat, como Es Fortí y Establiments, que en sus páginas de Facebook están ofreciendo lo mismo que el grupo Voluntarios Coronavirus Palma. Además, ambas y otras muchas entidades animan a sus vecinos a seguir saliendo cada tarde a las ocho a aplaudir a los "sanitarios, personal de los establecimientos comerciales, policías, bomberos, militares y aquellos que de alguna manera ayudan a parar esta crisis", incluidos los voluntarios.

Otras informaciones sobre el coronavirus en Mallorca, Baleares y el resto de España

Ultima hora del coronavirus hoy en España

Vacaciones 'forzosas', ertes y teletrabajo: las dudas ante la parada

Centenares de mallorquines han tenido el coronavirus sin saberlo

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Consulta todas las noticias del coronavirus en Mallorca

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats