25 de marzo de 2020
25.03.2020
Diario de Mallorca

El Consell habilita un teléfono gratuito para las personas con depresión por el confinamiento

La presidenta Cladera anunció un plan de emergencia social y que a los sin techo se les está tomando la temperatura cada día

25.03.2020 | 00:44

El Consell de Mallorca anunció ayer un plan para detectar la emergencia social de las personas vulnerables a raíz de la pandemia del coronavirus. La presidenta insular, Catalina Cladera, realizó una comparecencia pública para detallar estas medidas. La principal consiste en habilitar un teléfono con psicólogos y trabajadores sociales para atender a aquellas personas que estén sufriendo una depresión, sientan angustia al estar solos y no poder salir a la calle o simplemente tengan necesidades básicas sin cubrir. Este servicio tendrá la función de ayudar y detectar aquellas situaciones de gente que está sufriendo por el confinamiento a consecuencia del coronavirus.

Asimismo, Cladera explicó que se realizará el seguimiento telefónico de 2.000 abuelos para conocer su estado durante este tiempo de encierro en sus casas. Utilizarán las bases de datos de las actividades socioculturales de la tercera edad para así conocer el estado de los mayores, la principal población de riesgo de esta pandemia. Hay que tener en cuenta que muchos abuelos viven solos en sus domicilios y pueden necesitar ayuda o simplemente encontrarse indispuestos. De igual modo, los trabajadores sociales del Institut Mallorquí d'Afers Socials (IMAS) realizarán un seguimiento, también telefónico, de unas 500 familias de Mallorca que se encuentran en situación de riesgo de exclusión social por temas económicos, de enfermedad o de otras cuestiones.

Para ello se han reforzado, tanto con recursos económicos como humanos, los diferentes departamentos del IMAS destinados a esta labor de detectar la emergencia social de los mallorquines, según relató ayer Catalina Cladera. En este sentido, la presidenta del Consell afirmó durante su comparecencia que "se están reforzando todas nuestras áreas para poder atender a todas aquellas personas que tengan dificultades en unos momentos en los que la curva de la epidemia todavía sigue al alza y puede que lo peor esté aún por llegar".

Unos diez profesionales, entre psicólogos y trabajadores sociales, atenderá al teléfono gratuito 900 100 444 para que todas aquellas personas de la isla que necesiten ayuda psicológica o para cubrir sus necesidades esenciales. La presidenta Cladera se refirió en concreto a que estos profesionales se dedicarán a ayudar ante posible depresiones, angustia o simplemente a aquellas personas que la soledad les esté afectando a raíz del confinamiento.

El número de teléfono habilitado por el Consell estará operativo a partir de hoy miércoles, con un total de diez líneas en funcionamiento, en horario de 09.00 a 21.00 horas de lunes a viernes y de 9.00 a 14.00 horas los sábados y domingos. Catalina Cladera recordó que "somos una comunidad y nos tenemos que cuidar a nosotros y a aquellos que sabemos que pasan una situación complicada en estos momentos".

Las residencias de mayores

En cuanto a las residencias de personas mayores que gestiona el Consell, también a través del IMAS, la presidenta de Mallorca explicó que se están activando y extremando al máximo los protocolos de protección de los mayores y de los cuidadores. Se está tomando la temperatura diaria a los usuarios y personal de los geriátricos para detectar rápidamente posibles positivos por coronavirus. Catalina Cladera también aseveró que, cuando se detecta una sospecha de contagio de la pandemia, de forma inmediata se aísla a la persona mientras se le realizan las pruebas correspondientes. Si da positivo, en combinación con la conselleria de Salud, es trasladada a un hospital.

El Consell atiende en estos momentos a unas 350 personas sin techo, entre sus centros y el polideportivo de Sant Ferran, habilitado a propósito para ello. A todas estas personas también se les está tomando la temperatura cada día para actuar en caso de detectar síntomas de contagio.

En cuanto a los menores, se está reforzando los centros con más personal y se está realizando un seguimiento telefónico de las familias que tienen a su cargo menores tutelados. Este seguimiento tiene la finalidad de conocer si algunas de estas familias está teniendo dificultades durante estos largos días de confinamiento.

Catalina Cladera aseguró que el Consell no dejará de pagar a las entidades del tercer sector, pese a que algunos centros, como son los de discapacitados, han tenido que cerrar a raíz de la epidemia. "Queremos mantener esta red tan importante para Mallorca", apuntó la presidenta. El Consell celebrará plenos vía telemática. El objetivo es que la institución no quede paralizada y pueda habilitar los recursos necesarios a la emergencia actual.

El PP pide test en los geriátricos

El portavoz del PP en el Consell, Llorenç Galmés, reclamó ayer a la institución insular que se realice el test rápido a las personas mayores que conviven en las residencias geriátricas del Consell. Hay que recordar que la institución dispone de cinco residencias de gestión pública y una decena concertadas. Cuenta con casi 1.000 mayores en sus centros.

Galmés preguntó al Consell por el confinamiento de los menores tutelados y si durante estos días se habían detectado fugas que al volver puedan poner en riesgo a los que están dentro. Desde el Consell le respondieron que hasta el viernes día 20 no se habían producido, según explicó el PP en una nota de prensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.