Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En estado de alerta

El mercado de Sineu, suspendido por segunda vez en más de 700 años

El 'dimecres' solo se habría suprimido previamente durante la grave epidemia de la peste de 1820

La Plaça, donde se ubican los alimentos frescos, ofrecía este aspecto. j. frau

Los sineuers que ayer pudieron asomarse a la calle no recordaban nada parecido y muchos tuvieron que frotarse los ojos ante una imagen totalmente inédita en los últimos 200 años. Un dimecres sin ningún puesto de venta, sin animales, sin frit en los bares (todos cerrados) y sin nada de animación popular. La pandemia del coronavirus ha conseguido lo que no logró ni la Guerra Civil: suspender por tiempo indefinido el mercado semanal más famoso de Mallorca.

El mercado de Sineu fue instaurado por el Rei Jaume II (con residencia palaciega en la localidad) en el año 1306, aunque hay constancia de que durante la dominación musulmana ya se celebraba en miércoles. Desde entonces, según los conocedores de la historia local consultados por este diario, el mercado sineuer solo se habría suspendido en una ocasión, y fue durante la grave epidemia de la peste bubónica que asoló el Llevant de Mallorca en 1820, mucho más mortífera que el coronavirus, ya que se llevó por delante un tercio de la población de esa comarca de la isla.

Joan Vanrell, arquitecto y experto en la historia de Sineu, explica que actualmente se sabe que el mercado semanal quedó suspendido de forma oficial con motivo de aquella grave epidemia a raíz de un noticiario aparecido en el boletín de la Societat Arqueològica Lul.liana en el que se explicaba que tanto el mercado de Sineu como el de Inca tuvieron que interrumpirse.

Es la única referencia histórica existente relativa a la supresión temporal del mercado. "No hay constancia de que se haya suspendido en otras ocasiones", señala Vanrell. Ni siquiera durante la pandemia de la gripe del año 1918. En cambio, sí se conservan actas municipales que hablan de aplazamientos de la feria que se celebra el primer domingo de mayo, una de las más antiguas de la isla.

Tampoco hay constancia de que el mercado paralizase su actividad durante la Guerra Civil de 1936, ya que mientras duró el conflicto "la gente seguía haciendo vida normal" en la localidad, donde en ningún momento hubo enfrentamientos bélicos, que en la isla se concentraron en el Llevant poco después del golpe de Estado franquista.

Por su parte, el alcalde Tomeu Mulet aseguró no tener constancia de ninguna suspensión del mercado. "Es un dimecres totalmente atípico, una lástima, pero es lo que hay que hacer", apuntó en referencia a la jornada de ayer. A diferencia de otros pueblos, en Sineu no están autorizados los puestos de venta de frutas y verduras porque "hay casi 30 puestos y no es conveniente que la gente se desplace", concluyó Mulet.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats