Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca contará en verano con 25 coches de alquiler con conductor más

El transporte turístico pide usar las paradas de los autobuses regulares en las zonas peligrosas

La flota de coches de alquiler con conductor (VTC) de Mallorca se va a reforzar de mayo a octubre con 25 vehículos más para poder hacer frente al aumento de la demanda que se produce durante la temporada turística. La aprobación de esta ampliación temporal fue uno de los puntos abordados ayer en el Consell Balear de Transportes.

Aunque desde el sector del taxi se planteó que el periodo de seis meses de refuerzo podría ser demasiado largo, desde la patronal balear de transportistas se alegó que con menos de medio año sería muy difícil encontrar a conductores dispuestos a hacer este trabajo.

Hay que recordar que el aumento estival de la flota de VTC fue pactado ante las demandas de turoperadores y agencias de viajes, que alegaban que era insuficiente para atender la demanda de turistas en temporada alta.

Un punto a tener en cuenta es que en Balears no se han dado tensiones entre taxistas y VTC, dado que las empresas de estos últimos vehículos implantadas en las islas centran su actividad en un tipo de turismo que no suele hacer uso del taxi, lo que evita fricciones, a diferencia de lo sucedido en algunos puntos de la península con Uber o Cabify.

El acuerdo contempla la aplicación de esos refuerzos en verano, pero esas 25 licencias adicionales de seis meses deben de salir a concurso cada año antes de su adjudicación.

Paradas 'peligrosas'

Durante esta misma reunión, desde la patronal se pidió que las paradas de autocares de transporte regular puedan ser utilizadas también por los turísticos (discrecional) debido a que en muchas zonas costeras de la isla existen puntos en la que la descarga de estos pasajeros resulta peligrosa.

En este sentido, se recordó que esta organización empresarial ha hecho un informe señalando decenas de puntos en las proximidades de los hoteles a los que se dirigen en los que apenas hay espacio para que circulen los autocares, o en los que resulta peligrosa la bajada de los turistas. Pese a ello, desde la Conselleria se planteó la dificultad de poder atender esta petición.

Otra de las reivindicaciones de los empresarios del sector es que se reclame a Aena que, dadas las obras de ampliación que está impulsando, se instalen marquesinas o se creen puntos cubiertos para que durante el verano los autocares puedan estacionar a la sombra y no deban de estar horas esperando a sus clientes con los motores encendidos para poder mantener en funcionamiento el aire acondicionado.

Desde esta organización se considera que si se apuesta por la sostenibilidad y por la reducción de emisiones contaminantes, esta iniciativa sería importante, dada la elevada concentración de autocares que se registra ante la terminal, especialmente en las horas punta de las llegadas.

Compartir el artículo

stats