Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adicciones

Los baleares gastan 200 millones al año en apuestas presenciales

El Govern crea un observatorio para analizar las consecuencias negativas que representa para los menores estos salones

El Govern aplica una moratoria para impedir más salones de juego en Balears.

El Govern aplica una moratoria para impedir más salones de juego en Balears. redacción

Los ciudadanos de Balears gastan cada año unos 200 millones de euros en apuestas presenciales en los diferentes negocios abiertos al público. Y se calcula que una cantidad similar, e incluso superior, se estaría invirtiendo en juegos online. Sin embargo, este último dato no se puede confirmar porque estas empresas, situadas la mayoría lejos de la Unión Europea, están fuera del alcance del Ejecutivo balear.

El juego y las consecuencias negativas que arrastra es un problema que viene preocupando desde hace tiempo al Governproblema que viene preocupando desde hace tiempo al Govern. Por esta razón se ha creado un observatorio de juego online, que preside el director general del área de comercio, Miquel Piñol. En este observatorio participan también la UIB, la asociación Juguesca, Projecte Home, el Colegio de Psicólogos de Balears, la Fundació Bit, el PADIB, y las direcciones generales de Salut Pública, Innovació y Comerç. Ayer se celebró la primera reunión para analizar el fenómeno que representa esta nueva modalidad de juego.

Miquel Piñol, el director general, explicó que en la reunión se había analizado un estudio, en el que se demuestra que todos los equipos de fútbol de Primera División tienen algún tipo de relación con las empresas de juego, que se convierten en patrocinadores. "El juego de azar esta muy presente en la liga", dijo. La intención del Govern es tomar medidas de prevención para controlar, sobre todo, el acceso de los menores a estos juegos de apuestas, tanto presenciales como por internet. Aunque las competencias en esta materia están muy limitada, el Ejecutivo balear intentará convencer a estos clubes de fútbol de la necesidad de desligar el deporte del juego de azar. "Los menores y los jóvenes deben saber que el deporte y las apuestas no tienen porqué estar relacionadas". Una de las primeras decisiones que adoptará la dirección general de Comerç es dirigirse a la Federación balear de fútbol, y plantearle el problema que conlleva la confusión que se produce entre este deporte y las apuestas.

Estas empresas realizan potentes campañas de publicidad para atraer a clientes y son patrocinadoras de algunos de los más conocidos programas de radio dedicados al deporte. El director general adelantó que se está estudiando pedir al Gobierno que prohíba que se emitan anuncios de apuestas, por lo nocivo del mensaje que lanzan, y que se actúe de la misma manera que en su momento se hizo con la publicidad del tabaco o del alcohol, que fue prohibida.

Por su parte, Antoni Parets, de Projecte Home, confirmó que en estos momentos hay muchos jóvenes de Balears que son adictos a estos juegos y que están en tratamient. Destacó la facilidad que tienen estos adictos para poder realizar una apuesta a través de un aparato electrónico.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • El juego y las apuestas son "la nueva epidemia del siglo XXI"
  • El Ejecutivo se muestra preocupado por la proliferación de casas de apuestas y el problema social que arrastra
  • Nace un Observatorio contra el incremento de las apuestas 'online'

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats