23 de enero de 2020
23.01.2020

Un vecino de Portocolom: "Una ola gigante me pasó por encima, creía que no lo contaría"

Vecinos de Portocolom comprueban los daños que dejó el mar enfurecido

23.01.2020 | 02:31
Un vecino de Portocolom: "Una ola gigante me pasó por encima, creía que no lo contaría"

Durante los meses de invierno la zona urbana de Portocolom, en Felanitx, está casi desierta. Pero los vecinos que residen todo el año no olvidarán un día tan complicado tras el paso, el pasado martes, de la borrasca Gloria, que enfureció el mar de tal manera que el agua, al golpear contra las rocas, pasó por encima de varios edificios. Paqui Corregidor es, junto a su esposo, la dueña del bar situado cerca de la costa. Fue de los pocos vecinos que vio como el mar se iba embraveciendo y el tiempo iba empeorando. "Iba a abrir el bar y una ola pasó por encima. Creí que no lo contaría", narraba. Su negocio fue uno de los más afectados. El agua del mar destrozó toda la terraza, con las mesas y sillas, y también dañó el toldo. Una ola arrancó el candado de una ventana y al entrar en el bar llevaba tanta fuerza que movió de sitió una nevera que pesa cerca de 300 kilos. Con la ayuda de varias personas fueron sacando el agua que había inundado todo el suelo. "Necesito abrir cuanto antes porque yo vivo de este negocio. La ola se ha llevado por delante el esfuerzo de varios años de trabajo", lamentó la mujer.

En primera línea de costa se podía ver los daños que puede provocar la fuerza del mar. Además de arrancar algunas terrazas o paredes construidas con hormigón, las áreas más afectadas fueron las viviendas situadas en las plantas bajas o primeras alturas. De algunas casas no se ha salvado un solo mueble, porque el agua del mar pasó por encima de estos edificios (de tres alturas) y buscó su salida por la entrada principal. A su paso se llevó por delante todo lo que encontró, tanto muebles, como electrodomésticos.

Ver Galería
    

María Inocencia López se pasó toda la mañana, junto a su marido y sus hijos, quitando el agua que había inundado su casa. "No se ha salvado nada. Tendremos que cambiar todos los muebles". Cada año, al principio de invierno, clavan una gruesa madera delante de la persiana de la terraza que da al mar. Pero la fuerza de las olas fue tan fuerte que arrancó de cuajo este elemento de protección, además de destrozar las persianas y la vidriera. "Algunas veces se había inundado la casa, pero nunca habíamos vivido una cosa así", señalaba esta felanitxera, que lamentaba que no le quedaba más remedio que asumir la situación y reparar los daños.

Otros vecinos afectados por el paso de la borrasca iban retirando del suelo de sus casas los cristales de las vidrieras que se destruyeron al sufrir el golpe de las olas. Al mismo tiempo iban sacando a la calle los muebles ya inservibles porque se habían mojado por el agua del mar. "Yo estaba en casa, pero cuando pasó por encima la primera ola ya me fui", señalaba otra propietaria, que coincidía con sus vecinos que, pese a que lleva más de 40 años viviendo en Portocolom, nunca había visto el mar tan enfurecido.

Debido a que estas casas de primera línea corren más peligro que otras viviendas situadas más lejos de la costa, todos los vecinos cuentan con un seguro. Por ello, los propietarios fueron llamando ayer a las compañías para averiguar el alcance económico de sus pólizas.

En las calles aparecieron restos de posidonia y también se encontraron algunos seres marinos muertos, lo que demuestra la fuerza que llevaban las olas al llegar a la costa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.