30 de diciembre de 2019
30.12.2019
Diario de Mallorca
Tribunales

Condenado a seis años de cárcel por incendiar el piso de su exnovia en Palma

El acusado quería acostarse junto con su expareja, pero ella se negó - El joven pegó fuego a la casa cuando dormían la madre de su ex y su hermano de cinco años - Los vecinos les despertaron

29.12.2019 | 20:42
El joven de 22 años condenado por pegar fuego en la vivienda de su expareja en Palma, durante el juicio en la Audiencia Provincial.

La Audiencia de Palma ha condenado a un joven a seis años de prisión por incendiar la vivienda de su exnovia en el barrio de es Rafal de madrugada en abril de 2017. En el momento de pegar fuego al domicilio, su expareja no se hallaba en el piso, pero sí se encontraban su madre y su hermano de cinco años, quienes dormían tranquilamente. No hubo que lamentar heridos gracias a la rápida intervención de los vecinos, quienes despertaron a los moradores de la casa incendiada y luego sofocaron las llamas.

El tribunal de la sección primera considera al encausado, de 22 años, autor responsable de un delito de incendio con peligro para la vida o integridad física de las personas en la modalidad atenuada. Según detalla la sala, dentro del piso dormía una madre y su hijo menor, de cinco años, eran las seis de la mañana de un domingo, por lo que el procesado sabía que los habitantes del edificio estarían durmiendo en un día festivo. Además, el sospechoso conocía el acceso a la vivienda, que la puerta normalmente estaba abierta, en definitiva, conocía la casa y la facilidad de acceder a la galería a través del pasillo comunitario. La existencia de una reja permitía introducir cualquier objeto ardiendo en la zona de coladuría, donde "de manera segura va a prender el fuego, puesto que hay ropa tendida, productos de limpieza, plásticos y papel", indica la sentencia.

Los magistrados aplican la menor entidad del delito debido a los escasos daños causados, que el incendio fue extinguido inmediatamente por los vecinos y que el acusado no utilizó ninguna sustancia acelerante. Además, la perjudicada y su hijo salieron sin problemas, una vez que fueron alarmados por los vecinos.

La Audiencia Provincial también ha impuesto al muchacho la prohibición de aproximarse y comunicarse con su exnovia y su madre por un periodo de diez años. En concepto de responsabilidad civil, deberá indemnizar a la progenitora de su ex con 3.795 euros por los daños morales ocasionados y los desperfectos en su vivienda.

Dominación machista


El tribunal destaca que el procesado es una persona que tenía relación sentimental con la hija de la víctima, que conocía que en ese domicilio pernoctaba, además de la madre de su expareja, un menor de tan solo cinco años y que actuó "motivado por un sentimiento de dominación machista, tal y como se deduce de los mensajes valorados en esta sentencia, haciendo de la amenaza la norma de la relación".

El joven quería que su exnovia se quedara a dormir con él, pero ella se opuso. Al principio, le envió mensajes insistiendo en dormir juntos, pero como ella se negó a acompañarle los mensajes se convirtieron en amenazas.

Según se declara probado, la joven pareja mantenía una relación sentimental intermitente en esas fechas. El pasado 15 de abril de 2017 por la noche, el procesado se encontró con su exnovia y una amiga de esta y le dijo que esa noche dormirían juntos y que la recogería sobre las cinco de la mañana dado que se iba de marcha con sus amigos a Magaluf. La joven se negó a dormir con él.

Como ella no tenía el teléfono operativo aquella noche, el sospechoso remitió mensajes de Instagram al móvil de su amiga con el fin de dormir juntos. Su exnovia se opuso de nuevo y los mensajes se convirtieron en amenazas: "Mejor que me llame si no quiere que la líe", "nos vemos en su casa".

El acusado se presentó en la vivienda de la amiga y reclamó que su expareja bajara. Cumpliendo la amenaza de que iría a casa de su madre "a liarla", sobre las seis de la mañana del 16 de abril de 2017 acudió a la finca de es Rafal, donde residía la joven, su progenitora y su hermano de cinco años.

El joven sabía que su ex no se hallaba en ese momento en el piso y provocó un incendio desde un pasillo comunitario. El encausado conocía el peligro que comportaba para la vida de los moradores. Finalmente, los vecinos despertaron a la madre y su hijo, quienes dormían, y sofocaron el fuego. Ambos han padecido insomnio, pesadillas y ansiedad como consecuencia de la situación estresante que vivieron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.