Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La caída de Thomas Cook dispara las ayudas por paro del último trimestre

Los expedientes abiertos por el servicio estatal de empleo se incrementan un 13,7% al avanzarse el cierre de la temporada turística

Imagen de la oficina que SEPE y SOIB comparten en la calle Jordi Villalonga de Palma.

Imagen de la oficina que SEPE y SOIB comparten en la calle Jordi Villalonga de Palma. B. Ramon

La temporada turística de este año ha acabado antes de lo previsto para muchos trabajadores de las islas, en buena medida a causa de la caída del turoperador británico Thomas Cook y del descenso en la llegada de clientes a finales de septiembre. Eso ha supuesto para muchos empleados temporales y fijos discontinuos el tener que tramitar sus prestaciones por desempleo antes que en 2018, disparando durante el último trimestre del presente ejercicio la solicitud de estas ayudas.

El servicio estatal de empleo (SEPE) ha tramitado en Balears entre el 1 de octubre y el 19 de diciembre un total de 94.148 expedientes con solicitudes para percibir prestaciones o subsidios públicos. Durante ese mismo periodo de 2018, la cifra había sido de 82.745. Eso supone un incremento del 13,7%.

La directora provincial del SEPE, Sonia Barranco, pone de relieve que al concluir el actual periodo especial de demanda de prestaciones en las islas (incluye los meses comprendidos entre octubre y enero) no necesariamente se va a mantener un aumento tan intenso en la tramitación de ayudas, pero subraya que lo que de momento se aprecia es que este año se ha adelantado su solicitud. Este hecho implica el citado avance en el cierre de la temporada turística para muchos empleados.

Porque el mayor incremento en la demanda de esas ayudas ante el desempleo se ha dado precisamente en octubre. Durante ese mes de este año se tramitaron en las islas 23.370 peticiones de prestaciones y subsidios, cuando un año atrás se habían contabilizado 18.389. Eso supone un aumento del 27%.

Noviembre ha sido el mes con más trabajo en las oficinas del SEPE en las islas. A lo largo de sus 30 días se tramitaron 48.159 expedientes, por encima de los 41.218 de esas mismas fechas de 2018, lo que conlleva un aumento del 16,8%.

Por contra, durante los primeros 19 días de diciembre los expedientes abiertos han sido 22.619, por debajo de los 23.138 del pasado ejercicio (se da un descenso del 2,2%), lo que hace prever que en enero la bajada será más acentuada y que lo que ha sucedido es que el empleo estival de este año para muchos asalariados ha concluido antes que en el ejercicio anterior.

Este incremento se ha producido sin que se hayan agravado las demoras para poder tramitar estas prestaciones. Por el contrario, la situación está siendo este año mucho mejor que la de 2018, en lo que ha sido clave que los refuerzos de personal que se han autorizado en 2019 hayan sido superiores a los del pasado año.

Tiempos de espera

La situación más problemática se da en la oficina del SEPE en Calvià, donde los que pidieron cita previa el pasado día 20 se encontraron con que ésta se les concedía para 10 días después. Sin embargo, queda muy lejos de lo sucedido en 2018, cuando se podía tener que esperar hasta un mes.

Por detrás aparece la oficina de Manacor y ésta es de cinco días en las de Felanitx, en la palmesana de Mateu Enric Lladó y en Sant Antoni de Eivissa. Se alcanzan los cuatro días en Alcúdia, en Inca y en Eivissa, y los tres en la de la calle Miquel Marqués de Palma.

En el resto de dependencias, se concedía hora para la jornada siguiente o con una espera de dos días si la solicitud se hacía a última hora de la mañana.

Eso supone una situación en la mayoría de los casos de práctica normalidad, algo que Sonia Barranco achaca a que éste año se han contado con más refuerzos de personal pero también al trabajo que han realizado los funcionarios de este departamento, que han afrontado una notable ampliación de sus horarios para poder así hacer frente al aumento en el volumen de trabajo.

Compartir el artículo

stats