Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Ahora sí que Vox da miedo de verdad

La cambiante veleta de Ciudadanos ha dado tantos bandazos en tan poco tiempo que ha perdido el norte y el crédito de los electores. Si no la derribó definitivamente el adoquín de Rivera y sus cachivaches. De las cenizas del partido naranja, coge aire el PP y Vox sale disparado, convirtiéndose en la tercera fuerza política del país y en la que más crece en estos comicios, con más de tres millones de votos y 52 diputados. En Balears, Vox pasa de la irrelevancia a convertirse también en la tercera fuerza política, colocando directamente dos diputados en el Congreso. Todos los partidos pierden apoyos en las islas menos PP y Vox. La ultraderecha ya no es anecdótica, es una fuerza creciente con un mensaje populista y nacionalista de recetas sencillas para problemas complejos. Y una visión profundamente antieuropea. Esperemos que las instituciones domestiquen a la bestia, porque ahora sí que da miedo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats