21 de octubre de 2019
21.10.2019
Violencia machista

Juzgado por pegar un botellazo a su expareja en la cara en Palma

La fiscal pidió este lunes una condena de seis años de prisión para el acusado por lesiones y quebrantamiento

21.10.2019 | 15:47
Un momento de la vista.

Un hombre fue juzgado este lunes en Palma por pegar un botellazo en la cara a su expareja, de la que tenía una orden de alejamiento, y propinarle una patada en un callejón a la salida de un bar de la ciudad en diciembre de 2018. La fiscal solicitó una condena de seis años de prisión para el sospechoso por un delito de lesiones con instrumento peligroso y otro de quebrantamiento. Mientras, la abogada defensora reclamó la libre absolución de su representado, que permanece encarcelado.

El acusado negó todos los cargos de forma tajante. El hombre recordó que el pasado 8 de diciembre de 2018 estuvo en un bar de la calle Manacor, en las inmediaciones del barrio palmesano de La Soledat, donde se tomó varias copas. "Estaba muy borracho, tuve que llamar a un amigo para que me recogiera y me llevara a casa. No podía conducir", aseguró el sospechoso.

"No me encontré con mi expareja en ningún momento. A ella no la dejan entrar en el bar. Ese día ella entró en el local y salió. Yo no fui detrás de ella, ni la golpeé con una botella de cerveza, ni la hice caer al suelo ni le pegué una patada",  insistió el encausado.

"Ella estaba de fiesta, no sé cómo se hizo las lesiones en la boca. Mi amigo me llevó a casa y me quedé ahí hasta el día siguiente, el domingo. En ningún momento la he agredido", destacó el hombre.

Por su parte, la víctima confirmó que tuvo una relación con el acusado y luego le concedieron una orden de protección a su favor. "Yo le vi ese día dentro del bar y me fui. Estaba muy bebida. Caminaba rápido cuando vi a alguien grande por detrás, pero no sé quién era. Era alguien grande. No vi que fuera él. Todo fue muy rápido. Caí al suelo. Lo del botellazo fue sobre las doce del mediodía", explicó. La fiscal le preguntó cómo podía ser que en su declaración policial y en el juzgado sí incriminó a su excompañero y dijo que fue él quien la siguió y la agredió. "No le tengo miedo. Antiguamente hemos forcejeado, pero él nunca me ha agredido", precisó.

Un policía que acudió a ayudar a la perjudicada recordó que vio a la joven en un callejón, junto al bar, con la cara llena de sangre y pidiendo auxilio. "Nos dijo que estuvo en el bar, se encontró con su expareja, que tenía una orden de alejamiento, hubo una pequeña discusión y ella se marchó. Luego, vino el señor y le pegó patadas, puñetazos y creo que un botellazo. Ella dijo que fue su expareja", señaló el agente. "Había cristales en el suelo. La mujer estaba asustada, sollozaba, estaba histérica, llorando y llena de sangre", añadió el policía.

La forense confirmó que la víctima sufrió contusiones y hematomas en el rostro y una herida incisa en la mano y en el labio. Según su versión, estas lesiones son compatibles con un botellazo y con patadas y puñetazos.

Por último, dos familiares del acusado subrayaron que un amigo lo trajo a casa sobre las doce el mediodía, ya que se hallaba muy bebido y no se aguantaba en pie. Según detallaron, hasta el día siguiente no salió del domicilio.

La defensa argumentó que no hay pruebas para condenar al sospechoso, por lo que procede su libre absolución y su inmediata puesta en libertad. En cambio, la fiscal solicitó seis años de prisión para él.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.