21 de octubre de 2019
21.10.2019

Concentración en Palma en apoyo a las movilizaciones del pueblo chileno

Residentes en Mallorca afirman que hay un miedo generalizado a que el país acabe de nuevo en manos de una dictadura como la de Pinochet

21.10.2019 | 15:07

Residentes chilenos en Mallorca se han movilizado para mostrar su respaldo a sus compatriotas en las protestas que estallaron en su país al anunciarse una subida del precio del metro y que hasta ahora han dejado al menos ocho muertos. Hoy por la tarde, a las 7, han convocado una concentración en la Plaza de España de Palma, similar a las que se han celebrado en Alemania o Suiza, con la convicción de que la situación ha colocado al país en riesgo de caer de nuevo en la dictadura.

"Yo soy hija de la dictadura de Pinochet y se bien de lo que hablo", afirma Patricia Araya, que pone el foco en la violencia militar y el toque de queda decretado ante los disturbios, cuyo motivo va más allá de la subida del precio del metro, a la que al final ha renunciado el Gobirno chileno. Esa medida fue la chispa que hizo estallar a una población que primero vio "cómo se recortaban las pensiones de la vejez y se bajaban los sueldos". Ahora, la situación según relata Araya, es que el toque de queda desde las 7 de la tarde a las 6 de la mañana supone que "muchos que aún están trabajando a las 7 de la tarde son detenidos, sin que sus familias sepan dónde estan ni en qué estado", un escenario que les recuerda "a lo que ya vivimos con Pinochet".

Insiste en que el ambiente que le describe su familia y amigos desde Chile es del riesgo de "volver a una dictadura", que ya padecieron "muchos años".

Mientras, el presidente chileno, Sebastián Piñera, se centra en los actos vandálicos en lugar de las demandas sociales que han provocado protestas pacíficas para concluir que su país está "en guerra contra un enemigo poderoso, que está dispuesto a usar la violencia sin ningún límite". Para Araya, estas declaraciones de Piñera reflejan que "se le ha ido de las manos y ahora lo que quiere es dividir al pueblo", cuyas protestas han sido al principio "pacíficas, con caceroladas vacías que simbolizan queno tenemos nada que poner en la olla".

Araya, propietaria de una empresa de yates, lleva en Mallorca desde 2008. Su visión es igual a la de compatriotas que no hace mucho aun estaban en Chile y han vivido como el descontento social iba en aumento ante las medidas de su Gobierno que empobrecen a la población. Es el caso de Wiliam Carrasco, de 29 años de edad, quien llegó hace seis meses a la isla y está estudiando ingeniería de edificación para convalidar en España sus estudios de constructor civil. "Como chilenos sentimos impootencia. Esto no es un tema de color político y no ha estallado sólo por el tema del metro, como lo demuestra el que las protestas son en varias ciudades y no solo en Santiago. Apoyar a los chilenos que están en el país es una cuestión de dignidad y derechos humanos, porque debe saberse lo que está ocurriendo de verdad", afirma Carrasco. Y lo que ocurre, según los relatos de estos residentes en Mallorca, es que las fuerzas armadas de su país han tomado las calles y actúan sin límite. "La gente tiene miedo, oye disparos por la noche, tiene miedo a ir a trabajar y también a perder su trabajo y, sobre todo, hay miedo a que vuelva una dictadura", sostiene Carrasco tras afirmar que "Piñera dice que estamos en guerra, pero no es la guerra que él dice, es una guerra contra el pueblo, contra el que no piensa como él".

Daniela Hernández, de 23 años de edad, lleva en Mallorca tan sólo un mes y medio y ha venido a la isla a estudiar educación primaria. Su intención es regresar en febrero a su país, que abandonó cuando el descontento social ya estaba al límite. "Ahora la gente está angustiada, núnca se saca a los militares a la calle si no es por una catástrofe y la gente está viendo una situación que supone revivir lo que ocurrió en 1973", afirma. El 11 de septiembre de aquel año las fuerzas armadas chilenas derrocaron al presidente socialista Salvador Allende y el país quedó en manos de una cruel dictadura militar, caracterizada por las violaciones a los derechos humanos, con Pinochet al frente. Relata que ahora, con el toque de queda "si después de las 7 de la tarde te pillan en la calle no preguntan, te cogen y ya está" sin que haya posibilides de defenderse ni de dar ninguna explicación.

"Se tiene que saber lo que está ocurriendo y que desde fuera de Chile se presione y para eso los que vivimos fuera nos tenemos que movilizar y mostrar nuestro apoyo al pueblo", concluye Hernández llamando a respaldar la concentración de esta tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.