08 de octubre de 2019
08.10.2019
La quiebra de Thomas Cook

La filial del turoperador en Mallorca tiene unas deudas de 57 millones

08.10.2019 | 01:09
Varios clientes en un mostrador de la compañía en el aeropuerto de Palma.

In Destination Incoming S.L.U., la filial mallorquina de Thomas Cook y que ha sido declarada en concurso de acreedores, arrastra un pasivo de más de 57 millones de euros. La compañía, que tiene una plantilla de casi 800 trabajadores, no tiene más final, según fuentes jurídicas y sindicales, que la liquidación, mientras sus empleados solo tienen derecho a una indemnización de veinte días de sueldo por año trabajado, con un máximo de doce anualidades.
El concurso de Incoming está siendo tramitado por el juzgado de lo mercantil 1 de Palma, que la semana pasada designó como administrador concursal a Price Waterhouse Cooper.

Fue la propia compañía, que en el registro mercantil aparece vinculada a Thomas Cook Destinations GMBH (la multinacional también en concurso y que figura como su propietaria), la que, tras conocerse la quiebra de la matriz presentó un concurso voluntario.

A los pocos días, y visto el cariz del concurso de Thomas Cook, que se tramita en Londres, Incoming pidió el concurso necesario.

La filial mallorquina justificó la petición de amparo judicial en la cascada de quiebras que estaba produciendo la crisis de la matriz. Paradójicamente, la empresa con sede en el Polígono de Son Valentí señaló que los hasta ahora clientes habían pasado a ser sus acreedores.

La sociedad tiene como actividad principal la de agencias de viajes y en Palma explotaba un centro financiero europeo de todas las divisiones de Thomas Cook. De forma paralela, la matriz daba trabajo en la misma sede a unas 140 personas, entre ellas algunas dedicadas a una centralita de asistencia a los turistas.

Futuro negro

Según explicaron ayer fuentes sindicales, "la plantilla de Incoming tiene un futuro negro y ahora lo que toca es negociar con la empresa (el administrador concursal) una indemnización y unas condiciones de salida mejores a las que estipula la ley".

Las mismas fuentes añadieron que los trabajadores deben decidir si encomiendan a los sindicatos (UGT y CCOO) esa negociación, donde intervendrían los abogados de los sindicatos, o contratan un bufete externo que los represente.

Este despacho podría formular una demanda contra la empresa, que se substanciaría en los juzgados de lo social y de forma paralela al concurso de acreedores, apuntan los sindicalistas.

Aplazar la respuesta

"Demandar a la empresa conlleva aplazar la respuesta a la plantilla, mientras que si se negocia la solución puede llegar antes".

La Ley contempla en estos supuestos una indemnización de 20 días por año trabajado, con un tope de doce anualidades.

En UGT y CCOO se cree que se puede buscar un acuerdo más favorable, que la fórmula legal.

Respecto al futuro de Incoming, las fuentes informantes destacan que "carece de activos y todo lo tiene alquilado". El hecho de que Thomas Cook haya quebrado complica la supervivencia de su centro financiero de Palma, apostillaron.

De hecho, los trabajadores están acudiendo a las oficinas y carecen de actividad.

Varias filiales españolas de Thomas Cook, entre ellas cuatro que explotan 22 hoteles del turoperador en Balears, se han declarado en preconcurso de acreedores. En los últimos días otras sociedades están adoptando esa cautela legal, una especie de salvavidas temporal para evitar la quiebra.

También sociedades ajenas al Grupo, pero a los que éste les adeudaba importantes sumas podrían verse abocadas al concurso.

El administrador concursal tendrá ahora que hacer un listado de acreedores y resolver el problema de la plantilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.