Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El juez rechaza archivar el caso Calanova como pedía Carlos Delgado

El exconseller de Turismo del PP solicitó el sobreseimiento, pero el instructor cree que debe seguir la investigación y cita a más testigos

Carlos Delgado, cuando fue citado a declarar por este caso, junto a su abogado Miguel Arbona.

Carlos Delgado, cuando fue citado a declarar por este caso, junto a su abogado Miguel Arbona. B. Ramon

El juzgado de instrucción tres ha rechazado la solicitud del exconseller de Turismo con el Partido Popular (PP) Carlos Delgado de archivar el caso Calanova, el presunto amaño del concurso para la concesión, entre 2013 y 2014, de ese puerto deportivo en Palma a una empresa administrada por Carlos Gelabert, amigo del expolítico y luego socio en su bufete. El juzgado estima que antes de decidir sobre el futuro de la causa es preciso escuchar a más testigos, a los que ha citado pero sin poner una fecha para su deposición.

El juzgado de instrucción 3 de Palma investiga la querella interpuesta por Alfonso Robledo, que explotaba el restaurante de Calanova, contra Delgado, Gelabert, el exnúmero dos de la conselleria de Turismo, Joaquín Legaza, y otras personas. Ninguno de los querellados ha prestado declaración todavía, aunque Delgado fue emplazado, pero su deposición se aplazó en espera de una documentación y un informe de la Guardia Civil.

Arranque y nuevo parón

El juzgado investiga si Delgado se conchabó con Gelabert, abogado y uno de los fundadores de Port Olimpic Calanova S.L., para dar a esta sociedad la explotación de las citadas instalaciones deportivas.

La instrucción se reactivó en noviembre del año pasado tras recibirse un voluminoso informe de la Policía Judicial de la Guardia Civil sobre el proceso de adjudicación del puerto y las relaciones del entonces conseller con Gelabert, que, según el querellante, era su amigo, y con el que después de su salida del Govern abrió un bufete en Palma. Delgado fue citado a declarar por este caso en 2017, pero su comparecencia se aplazó. El exconseller asegura que el proceso de adjudicación fue limpio y sin irregularidades.

En noviembre del año pasado se interrogaron a varios testigos, entre ellos las exparejas de Delgado y Gelabert, pero las diligencias quedaron paralizadas tras esos testimonios.

En el interín Delgado, defendido por Miguel Arbona, solicitó el archivo de la causa al entender que de las palabras de los testigos y del análisis de la documentación aportada no se inferían indicios de delito.

Sin embargo, el juzgado ha rechazado esa petición de archivo al estimarla prematura y ha dispuesto que declaren más testigos, aunque sin fecha.

Una de las testigos interrogada fue la exmedallista olímpica Theresa María Zabell Lucas, esposa de otro de los querellados, el empresario Manuel Eugenio López Camacho, y quien aseguró que la empresa que se adjudicó la concesión, Port Olimpic Calanova S.L. tenía un proyecto "especulativo" y por eso se apartó del mismo.

López fue citado como testigo, pero no compareció ante el juez que llevaba la causa entonces.

Compartir el artículo

stats