24 de septiembre de 2019
24.09.2019
Diario de Mallorca

Cae el gigante del turismo Thomas Cook: Un impacto sin precedentes

Turistas: Miles de visitantes británicos se quedan anclados en Mallorca a la espera de poder ser repatriados a su país - Hoteleros: Las empresas reconocen la gravedad del impacto económico y su temor ante la inminente campaña de invierno T- ransportistas: Cifran en unos cinco millones de euros el agujero económico que les deja Thomas Cook

24.09.2019 | 00:44

La quiebra del grupo británico Thomas Cook ha sido un mazazo "sin precedentes" para el sector turístico mallorquín, según reconoció ayer la presidenta de la federación isleña de hoteleros, María Frontera, que no ocultó la enorme preocupación existente respecto al impacto que este hecho va a tener sobre la temporada invernal, ante la escasez de tiempo para cubrir las plazas asignadas al citado turoperador. De momento, miles de visitantes se han quedado anclados en la isla, dado que solo durante la jornada de ayer se suspendieron 10 vuelos de Thomas Cook en Mallorca y 14 de Menorca, lo que supone una cifra de unos 2.500 pasajeros afectados. El único sector que ha hecho una cuantificación de los daños ha sido el del transporte por carretera: unas 35 empresas afectadas y un agujero económico de unos cinco millones de euros a causa de la quiebra.

La noticia se conoció a primera hora de ayer: el grupo de viajes Thomas Cook, con 178 años de historia, entró en suspensión de pagos tras haber fracasado las negociaciones de emergencia con su principal accionista y acreedores destinadas a encontrar un rescate, según confirmó la Autoridad de Aviación Civil (CAA). Esta empresa da trabajo a 22.000 personas y se estima que actualmente tiene a unos 150.000 turistas británicos de vacaciones en el extranjero. La noticia supone un golpe durísimo para el sector turístico balear, según se reconoció desde el Govern y desde el mundo empresarial. Una estimación inicial de los hoteleros apunta que de los 16 millones de visitantes llegados a las islas durante el pasado año, en torno a un millón lo hicieron de la mano de Thomas Cook. Solo TUI supera esta cifra, lo que implica que Mallorca ha perdido a su segundo proveedor de visitantes.

Durante el día de ayer ni hoteleros ni Govern fueron capaces de hacer una estimación de la cifra total de visitantes británicos afectados al quedar suspendidos sus vuelos, pero se destacó que son miles, como lo refleja solo los que se quedaron inicialmente sin avión durante el día de ayer. En conjunto, desde el Reino Unido ya se ha calificado la operación que se está organizando para el retorno de todos los clientes del grupo británico como la mayor repatriación desde la Segunda Guerra Mundial. La frase que mejor refleja lo que está sucediendo la pronunció ayer la presidenta de la federación hotelera de Mallorca: "Las consecuencias de la quiebra tienen una magnitud sin precedentes".

Contagio a la rama alemana

Muchos empresarios turísticos añaden un dato adicional de alarma: de momento la quiebra afecta a la rama británica de Thomas Cook, pero la alemana seguía operando ayer con normalidad a través de su compañía aérea filial, Condor. El miedo radica en que las probabilidades de que el contagio se extienda a la zona germana son muy altas.

También hay dudas de cómo se actuará ante la clientela escandinava y francesa de Thomas Cook.

¿Eso puede poner en peligro la supervivencia de algunas empresas hoteleras de Mallorca? La respuesta ante esta pregunta del presidente de la asociación de cadenas hoteleras, Gabriel Llobera, fue vaga pero significativa: "Esperemos que no".

Según se indicó, los gastos generados por los clientes de Thomas Cook en los hoteles a partir del momento en que se declaró la quiebra se verán cubiertos por los seguros, pero las dudas se mueven respecto a la deuda contraída anteriormente por la firma británica.

Según los representantes hoteleros, el impacto puede ser especialmente intenso durante la temporada invernal, dado que además de debilitar la conectividad aérea de las islas, deja poco margen para buscar nuevos mercados y agencias con los que llenar el agujero dejado por Thomas Cook, dada la suspensión de todas las contrataciones realizadas a partir de ahora. La esperanza radica en que frente a la temporada de 2020 hay más margen para hacer este trabajo.

Un apunte adicional: Frontera se mostró convencida de que el riesgo de un brexit duro está entre las causas que han llevado a la quiebra del grupo británico.

El sector que sí ha hecho una cuantificación de daños es el del transporte por carretera. El presidente de su patronal balear, Rafael Roig, cifró en unas 35 las empresas afectadas (desde firmas de autocares a vehículos de alquiler con conductor), con un agujero económico de unos cinco millones de euros. Esta federación mantendrá hoy una reunión para analizar este problema con mayor profundidad.

Además, el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, explicó ayer que Thomas Cook debe más de 200 millones de euros al sector turístico español, un importe que además del sector hotelero, incluye toda una serie de servicios en el destino y también, al ser transportista aéreo, a Aena.

También el conseller de Turismo, Iago Negueruela, compareció ayer para intentar dar un mensaje de tranquilidad, y puso de relieve que se ha acordado con el sector turístico que la prioridad ahora sean con clientes, al garantizar que van a seguir recibiendo un servicio de calidad hasta que puedan regresar a su país, para proteger así la imagen de Balears como destino "de calidad". También expresó su preocupación por los trabajadores del grupo turístico.

Hoy se va a mantener una reunión de los representantes de las autonomías más afectadas con la ministra del ramo, Reyes Maroto.

Meliá Hotels garantiza la estancia a los clientes

La compañía mallorquina Meliá Hotels International ha querido tranquilizar a los clientes que están alojados y hayan reservado sus estancias a través del Thomas Cook y aseguró ayer que las estancias contratadas se realizarán sin contratiempos. Desde Meliá se explicó a aquellos operadores que reservaron vuelos del grupo Thomas Cook y reservaron en sus hoteles, que no se les cargarán los importes generados, así como la devolución de los importes prepagados.

La compañía hotelera lamentó la quiebra y aunque estimó que tendrá "un importante impacto en la distribución de las plazas aéreas en el corto plazo", mantiene la confianza en que "se reordene en pocos meses".

Las acciones de Meliá Hotels International cayeron en torno a un 1,87% en Bolsa a las 11 horas de ayer tras la quiebra de la agencia de viajes británica, noticia que resulta "potencialmente negativa" para la hotelera española en la medida que podría afectar a la llegada de turistas británicos a sus hoteles, según apuntaron los analistas de Banco Sabadell.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.