Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El padre de la futura duquesa de Alba culpa a su contable

Fernando Palazuelo, progenitor de Sofía Palazuelo, niega haberse apropiado del dinero de su mujer

Sofía Palazuelo el día de su boda con Fernando Fitz-James. Levante EMV

Fernando Palazuelo Baldasúa, padre de Sofía Palazuelo Barroso, la futura duquesa de Alba, culpa a su antiguo contable y a las crisis concursales de sus empresas de las pérdidas millonarias que ha sufrido su exesposa, la experta en arte Sofía Barroso, que le acusa de estafarle 50 millones de euros.

Palazuelo está imputado por una querella formulada por Sofía Barroso, quien, además de la supuesta estafa, le acusa de insolvencia punible, alzamiento de bienes y delito societario.

El empresario, que reside desde hace años en Perú, donde está considerado un mito de la restauración de inmuebles antiguos para su venta o alquiler, rechaza los cargos imputados por su exesposa, con la que tuvo tres hijos varones y a Sofía, casada con Fernando Fitz-James, futuro duque de Alba.

Sofía Barroso le acusa de despatrimonializar la sociedad familiar, Arte Exprés S.A., radicada en Palma, transfiriendo sus activos a las filiales peruanas y dejando en España un rosario de deudas con acreedores y Hacienda. La segunda fase sería poner las sociedades peruanas a nombre de empresas offshore adquiridas por Palazuelo, administrador único del grupo, en Panamá.

El empresario fue interrogado en octubre del año pasado por una jueza palmesana y mantuvo en su declaración un tono altivo. El investigado se negó a contestar a algunas preguntas y no respondió tampoco a la acusación particular.

El mal contable

Según el querellado, una importante venta de un solar de la calle Aragón de Palma, por el que la empresa ganó 1,750 millones de euros fue cancelada por el contable. El dinero fue ingresado, mediante un cheque, en las cuentas del Grupo, pero "seis meses después el contable de la compañía canceló la entrada contable, dio de baja la entrada contable y yo no sé por qué lo hizo".

El empresario también descargó en su asesor otras presuntas irregularidades económicas incluidas en la querella: "El contable no hacía bien su trabajo porque llevaba un año sin cobrar".

La casa de Sofía Barroso

Entre las compañías mallorquinas del matrimonio Palazuelo-Barroso estaban Casas Góticas del Mediterráneo S.L.; Building Calatrava S.L. y Building Expréss Barcelona S.L.

Según la querella, Fernando Palazuelo dejó sin patrimonio y efectivo a las empresas españolas y lo pasó todo a las sociedades peruanas.

Arte Exprés y sus filiales fueron declaradas en concurso necesario de acreedores por los juzgados mercantiles de Palma. Los informes de las administraciones concursarles culparon de las quiebras a Palazuelo, al que acusaron de desviar fondos a otras sociedades y otros fines distintos.

El padre de Sofía Palazuelo se defendió de esa acusación afirmando que 1,8 millones de euros de las sociedades se habían dedicado a invertir en la casa de su exmujer.

El querellado ha reconocido que fondos de las empresas españolas se llevaron a Perú, "pero con el consentimiento del Banco de España y de Sofía Barroso".

Palazuelo exhibió otro argumento para defenderse de las imputaciones de haber saqueado las empresas familiares, su exmujer (de la que se divorció en 2013) ha sufrido pérdidas como resultado de los concursos de acreedores, mientras que los beneficios de las filiales peruanas redundaron en provecho de la matriz española.

La querella atribuye a Palazuelo una estrategia diábolica para apoderarse de los fondos de Arte Exprés S.A. e insuflar ese dinero en sus negocios de Perú: la compra del silencio de los acreedores españoles perjudicados por los concursos.

Algunos de los afectados por la súbita muerte de las inmobiliarias mallorquinas de la familia interpusieron acciones penales contra Fernando Palazuelo.

Este, según su exmujer, consiguió salir indemne comprando, a través de un tercero, la parte de la deuda de esos airados acreedores y forzando la retirada de las querellas.

También el personarse como acreedor en los concursos le habría servido para completar su operación de control absoluto del grupo, siempre según la querella de Sofía Barroso.

Más de 98 millones de dólares en Perú

Sofía Barroso, exesposa de Fernando Palazuelo y madre de Sofía Palazuelo, casada con el heredero del ducado de Alba, cuenta con la ayuda de dos de sus hijos en su querella contra su exmarido. Estos jóvenes, Fernando y Jaime Palazuelo Barroso, obtuvieron en Perú documentación de las presuntas irregularidades atribuidas a su padre.

Entre esos documentos hay informes que valoran en casi 98,5 millones de dólares los inmuebles a nombre de las filiales peruanas de Arte Expréss S.A. (Arte Exprés y Compañía SAC y Arte Exprés y Decimonónico SAC).

Fernando Palazuelo también ha hecho inversiones en la ciudad norteamericana de Detroit y creó una filial de Arte Exprés en Nepal.

Compartir el artículo

stats