06 de julio de 2019
06.07.2019

Toni Amengual: "He intentado captar el aura de Franco en el Valle de los Caídos"

Toni Amengual (Calvià, 1980) es biólogo, fotógrafo y fotoperiodista. Sus fotolibros 'Pain', 'Devotos' y 'Flowers For Franco', en el Valle de los Caídos...

06.07.2019 | 01:02
Toni Amengual: "He intentado captar el aura de Franco en el Valle de los Caídos"

—Para que se haga cargo del tipo de entrevista: "¿Ha fotografiado el aura de Franco en el Valle de los Caídos?"
—He intentado captar ese aura simbólica de Franco, a nivel de energía sin componente new agey ni Cazafantasmas, porque un fotógrafo es una antena. No sé si lo he logrado.

—¿Por qué el Valle de los Caídos?
—Partí del desconocimiento total de la historia del lugar y de lo que supone, del puro morbo sin explicación lógica. A partir de ahí me puse a estudiar.

—¿En el Valle ha retratado un sentimiento religioso?
—Vi gente como yo, atraída por la Cruz más alta del mundo imponente en sí misma, turistas sin conciencia que participan de la idea de que cualquier cosa se convierte en espectáculo. Y también encontré a nostálgicos del franquismo. He buscado el equilibrio entre ambos sectores.

—¿Eran mas 'Devotos' en el Valle que en su libro de dicho título sobre votantes de PP y PSOE?
—Jajaja. Mis tres libros surgen de una concatenación de acontecimientos. La crisis económica en Pain, el bipartidismo PP/PSOE y el origen de ese fenómeno en una transición no resuelta. La conexión entre estas gentes es la necesidad de una ideología, de poner orden en el mundo.

—Leonard Cohen escribió 'Flowers for Hitler'.
—Soy bastante fan, y quise homenajear su primer libro de poemas. En Flowers For Franco también me gusta la FFF, de Fundación Francisco Franco o Familia del mismo.

—El título 'Flores para Hitler' le dio problemas a Cohen.
—Lo primero que me preguntaron al enseñarlo fue, "¿tú eres franquista?"Les pedí que miraran las fotos y las cubiertas del volumen. Está estructurado como un libro religioso, de crítica provocadora.

—Ha resucitado usted a Franco, denuncia el nuncio.
—No tengo tanto poder, aunque a lo mejor resulta que no lo hemos enterrado. Por pura intuición hice los retratos de Flowers For Franco entre 2011 y 2014, antes de la polémica.

—Los franquistas sabían que usted iba a fotografiarlos.
—Empleo un cuentamilímetros y un flash, son conscientes. Es mi juego, cómo utilice las fotos es otra cuestión. "¿Esto para qué es?", me preguntaban un 20N, y les replicaba que "quiero dejar constancia histórica". Si estoy allí, tengo algo en común con esta gente, que no son buenos ni malos.

—¿Tiene franquistas en casa?
—En mi familia hay gente de ambos bandos, lo cual se vive con cierta tensión. Y cada vez que lo comento con alguien, me reconoce que "en la mía también".

—¿Sus fotografiados le crearon problemas?
—No se molestaban, soy muy amable cuando hago fotos. En el recinto del Valle de los Caídos está prohibida la apología, pero en un acto franquista de la Plaza de Oriente me invitaron a irme de no muy buenas maneras.

—¿Se puede fotografiar a Otegi?
—Todo es fotografiable, y todas las personas tienen derecho a expresarse y explicarse. Otra cosa es cómo se construya la imagen, pero Otegi ha de ser documentado.

—¿Por qué huyó a Cataluña?
—Hui del efecto ensaimada. Matizo que Mallorca ofrece posibilidades, pero era muy complicada para desarrollar mi trabajo. Y ahora huyo de Cataluña hacia el norte, cansado de tanta España.

—De cero a 99 años, todo el mundo ya sabe posar.
—Es así, lo cual no dificulta el trabajo pero lo modifica. Pasa a otro plano el concepto del cazador de imágenes o la espontaneidad. Incorporo su dominio del posado a mi trabajo.

—¿Cuánto tiempo hay que mirar una de sus fotos?
—Si la foto está bien hecha, ha de capturar tu atención a la primera. Desconfío de que "si la miras dos horas, la entenderás". No, has de cogerla de entrada, con más tiempo ya advertirás la bandera de España en la corbata.

—¿A qué distancia parecen iguales todos los seres humanos?
—Cuando les miras directamente a los ojos.

—¿Qué foto le gustaría robar?
—La de Toni Catany que muestra a un niño ibicenco con la cabeza rapada, y a una señora con un manto negro.

—No se trata de vender, sino de venderse.
—Sí, si entendemos que la obra de arte es la propia vida. Es la manera de no caer en la autoexplotación capitalista y de no convertirte en tu propio esclavista. Esta entrevista forma parte de mi trabajo creativo.

—¿A cuántos 'instagramers' sigue?
—A bastantes, y soy activo porque te permite hacer chorradas muy creativas. Es una línea diferente de trabajo, las notas al azar o Random Notes. Dentro de cincuenta años se harán exposiciones de los Instagram de fotógrafos de hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.