23 de junio de 2019
23.06.2019
Caso Cursach

Un testigo del caso Cursach pide una nueva identidad para poder huir

Teme que en un futuro puedan atentar contra él y quiere refugiarse en el extranjero - Fue uno de los jefes del grupo de ocio del área técnica

23.06.2019 | 02:45

"Me han jodido la vida. Ahora no me van a hacer nada, pero después se vengarán de mí, como han hecho con otros testigos". Un exejecutivo del grupo Cursach, que es testigo protegido de la causa, quiere que se le proporcione una nueva identidad, con la que poder huir de España y refugiarse en otro país, todo ello con la intención de protegerse, porque está convencido de que irán a por él. Por ello, este antiguo empleado, que llegó a ser el máximo responsable del área técnica de mantenimiento de los diferentes negocios de ocio del empresario, está incluso dispuesto a "ir a un campo de refugiados, porque no necesito nada más, lo único que quiero es seguir viviendo".

Este testigo, que ha sufrido graves consecuencias de salud (ha estado varias veces ingresado) por el acoso laboral que sentía, decidió declarar voluntariamente en el juzgado. "A mí nadie me ha forzado a declarar en un sentido u otro, ni el juez Penalva me presionó jamás, como se va diciendo".

Hace más de diez años que abandonó la empresa, pero no hay día que no le vengan a la cabeza los malos recuerdos que tiene de esta experiencia laboral. "Con quien yo tenía trato no era con Cursach, sino con Sbert, que tenía la costumbre de amenazarte si no conseguías cumplir las órdenes que te daba", señaló a este periódico.

Por su condición de técnico especialista en mantenimiento y en montaje, fue quien dirigió muchos de los proyectos que se realizaron en los negocios de Cursach. "Primero hacíamos las obras, después las diseñábamos y más tarde pedíamos los permisos". El exempleado pudo comprobar la influencia que tenían sus jefes en todas las administraciones para conseguir los permisos necesarios, sin que recordara ni una sola ocasión en la que se inspeccionara un solo local del grupo de ocio. "Yo me encargué de construir el parque acuático de Calvià y los toboganes están más altos de lo que permite la normativa, pero nadie ha dicho nada".

Este testigo no pide ninguna indemnización, ni nada personal para él. Lo único que pretende es que las autoridades españolas le protejan, aunque cree que lo más adecuado para superar esta situación es huir a otro país.

El exempleado se siente perseguido. Nadie le ha amenazado directamente, pero algunos amigos suyos con los que estuvo trabajando "me están advirtiendo que vaya con cuidado". Hace algunos días, en el bar donde solía desayunar todos los días, apareció uno de los abogados de Cursach. No le dijo nada pero sospecha que le estuvo haciendo fotos y su presencia no era casual. Es el mismo abogado que le ha calificado de "enfermo mental" en alguna publicación en las redes sociales.

También le preocupa la reacción que puedan tener contra él algunos de sus excompañeros, que han perdido su empleo, en parte, por las explicaciones que realizó ante el juez, contando todas las irregularidades técnicas que tenían los negocios del grupo, que ha provocado el cierre de varios de ellos. "Yo le advertí muchas veces a Sbert de que algunos de los materiales que se utilizaban en algunas fiestas no se podían emplear, porque eran muy peligrosos. Su reacción era gritarme y exigirme que asumiera yo la responsabilidad si se producía alguna desgracia", señaló.

El testigo no se arrepiente de haber declarado lo que contó al juez, aunque después le haya provocado graves problemas.

Policías a su servicio


Igual que hicieron con anterioridad otros testigos, el exdirectivo también detalló al juez que su jefe tenía a la Policía Local a su servicio, tanto la de Palma, como la de Calvià. "Yo he presenciado cómo se enviaban a las patrullas a los negocios de la competencia para conseguir arruinarles y obligarles a cerrar".

El exempleado acudió hace varios días al juzgado para contar su situación. Le recomendaron que acudiera a la Policía, pero al ser un testigo protegido, le enviaron de nuevo al juzgado. Presentó una denuncia para explicar su preocupación por su seguridad.

Dado que en alguna publicación en las redes se le ha identificado y se ha señalado la enfermedad que sufrió, también se plantea acudir a la Agencia de Protección de Datos para denunciar. "Sigo siendo un testigo protegido y no se puede facilitar ningún dato mío que me pueda identificar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.