04 de junio de 2019
04.06.2019
Tribunales

Llevan a juicio a un militar por una pelea en la riada de Sant Llorenç

El sargento mantuvo una fuerte discusión a gritos con un teniente delante de los vecinos

04.06.2019 | 00:18

Un sargento del Ejército, destinado en el cuartel general de Mallorca, va a ser juzgado por un incidente que mantuvo con un superior durante las labores de rescate que se llevaron a cabo en la localidad de Sant Llorenç, tras la riada ocurrida el pasado mes de octubre, que se saldó con la muerte de trece personas. El suboficial tendrá que sentarse en el banquillo para defenderse de un presunto delito de insulto a un superior, según ha decidido el tribunal militar territorial en un reciente auto.

En la fecha de los hechos el suboficial fue nombrado jefe de un convoy de maquinaria militar, que recibió la orden para dirigirse hacia la localidad de Sant Llorenç. La maquinaria debía ponerse a disposición del batallón de la Unidad de Emergencias, que la misma noche de las inundaciones fue movilizado para trasladarse lo antes posible a Mallorca para colaborar en la búsqueda de las personas desaparecidas por la riada.

Según los hechos, el capitán de esta unidad de emergencias mantuvo una fuerte discusión con su subordinado. La disputa, cuyos motivos no se especifican en la resolución judicial, se desarrolló delante de la población civil, que estaba intentando sobreponerse a los graves daños que había producido el fenómeno natural.

El auto que ha dictado el juez togado, que aprecia indicios de delito, señala que el capitán llamó al sargento y se lo llevó a un lugar apartado, para que ningún civil pudiera estar presente mientras discutían.

Según parece, el sargento se mostró muy alterado, hasta el extremo de que empezó a gritarle a su superior, al tiempo que le daba leves toques en el pecho. A continuación, se encaró con el oficial y le dijo textualmente: "lo arreglamos de otra manera o de hombre a hombre".

Aunque la prioridad del batallón militar era atender a la población civil de Sant Llorenç y realizar la búsqueda de las personas que estaban desaparecidas, tras ser arrolladas por la riada, una vez terminada la misión el capitán decidió denunciar los hechos. Puso en conocimiento del juzgado togado militar de Mallorca la disputa que había mantenido con el suboficial, considerando que su subordinado no había respetado la cadena de mando.

El juzgado, debido a esta denuncia, llamó a declarar al sargento y recabó otras pruebas. El juez instructor consideró que existían razones para continuar con el procedimiento y juzgar al suboficial por un presunto delito de insulto a un superior.

Con esta decisión no estuvo conforme el militar acusado, que decidió presentar un recurso frente al tribunal para evitar sentarse en el banquillo de los acusados. Su abogada solicitaba el archivo de las actuaciones, al entender que la conducta del suboficial, como máximo, podía ser calificada de "insolente", pero que en ningún caso ni existió coacción, ni tampoco amenazas, ni calumnia o injuria grave dirigida al capitán de la Unidad de Emergencias. El fiscal se opuso a las alegaciones de la defensa, entendiendo que la discusión, desarrollada en presencia de testigos civiles, justifica que el suboficial se sentara en el banquillo de los acusados. Con su oposición al archivo del caso, el fiscal militar tiene intención de acusar al suboficial destinado en Mallorca por el delito de insulto a un superior.

El tribunal, que ha revisado el auto de procesamiento, da la razón a la acusación frente a la defensa y ha decidido que se proceda a continuar con la tramitación para que el sargento se siente en el banquillo para responder por el incidente de Sant Llorenç.

El Ejército tomó un pueblo asolado por la desgracia


El equipo de Emergencias del Ejército envió a más de cien efectivos para que ayudaran en las labores de emergencia y en atención a los ciudadanos que se habían visto sorprendidos por la riada que se llevó por delante varias de las calles más céntricas de Sant Llorenç, destrozando todo lo que se encontró a su paso. Los soldados de esta unidad de emergencias fueron movilizados la misma noche de la riada y llegaron a la isla a primera hora de la mañana, desplegando todos sus efectivos y medios. Con la ayuda de otros efectivos de emergencia los soldados consiguieron localizar a varias de las víctimas que habían desaparecido y que murieron aplastadas por varias toneladas de lodo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.