26 de abril de 2019
26.04.2019
Vivienda

Los okupas usan documentos falsos para torpedear desahucios exprés

La reforma legal introducida en julio pasado para agilizar los desalojos choca en Balears con la picaresca de los intrusos - Casi ochenta propietarios acudieron el año pasado en las islas a este sistema para recuperar sus viviendas ocupadas

25.04.2019 | 23:45

Hecha la ley, hecha la trampa, los okupas en Balears están respondiendo al desahucio exprés, una reforma introducida en julio del año pasado para acabar con la lacra de la ocupación mediante demandas civiles y en un plazo de tiempo muy pequeño, con la presentación de documentos falsos, lo que torpedea el mecanismo legal. El año pasado casi 80 propietarios acudieron en las islas al desahucio exprés para tratar de recuperar sus inmuebles.

Fuentes jurídicas narran dos casos en los que los ocupantes ilegales han tratado de burlar el desahucio exprés con documentos mendaces, aunque sus tretas no les han salido bien. "Represento a dos particulares cuyas casas normales, no apartamentos turísticos, están situadas en Calvià y ambos han sufrido la ocupación de sus inmuebles", explica un abogado especialista en la materia.

"Como los dueños son particulares interpusimos sendas demandas en los juzgados de sa Gerreria para conseguir el desahucio exprés, pero las personas que estaban en las casas obstaculizaron el proceso pasando los inmuebles a otros okupas. Cuando la comisión judicial llegó a los pisos se encontró con los nuevos okupas que alegaron tener un contrato de alquiler sobre esas viviendas".

Particulares y Administración


El desahucio exprés permite a los propietarios recuperar sus inmuebles en apenas unos días. El sistema solo es válido para particulares y administraciones públicas y deja al margen a bancos, fondos de inversión y grandes tenedores de inmuebles.

Los afectados de Calvià justificaron que los inmuebles eran de su propiedad (básicamente aportando las escrituras) y se abrió un plazo de cinco días hábiles para que los okupas alegaran si podían vivir en esa casa gracias a un contrato de alquiler o a otra fórmula legal (propiedad, cesión de uso, etc).

"Los demandados no presentaron ningún documento, con lo que los jueces dictaron sendos autos ordenando la devolución inmediata de la posesión de las casas a sus dueños, pero cuando las comisiones judiciales acudieron a las fincas, se encontraron con otros okupas que presentaron documentos falsos de alquiler", prosigue el abogado. La suerte para los propietarios es que los autos de desahucio disponían la salida de cuantos intrusos se hallaran en las viviendas, sin especificar sus nombres.

Sin embargo, la picaresca ha hallado respuesta en los documentos falsos al desahucio exprés. Algunos okupas aprovechan los cinco días de plazo de alegaciones para tratar de justificar su residencia legal en las viviendas. La falsedad de esos títulos acaba demostrándose, pero la añagaza ralentiza la respuesta judicial a las ocupaciones.

Otro factor que frustra la celeridad de la reforma es el enorme retraso que sufren algunos juzgados de primera instancia de Balears. "El desahucio exprés es rápido en sí, pero te puedes pasar cuatro o cinco meses en que se ejecute con éxito, dependiendo del juzgado de primera instancia al que le toque la demanda", señala un abogado. Las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial revelan que el año pasado (a partir de julio, cuando entró en vigor la reforma) se presentaron en las islas 78 demandas de desahucio exprés. A finales de año tan solo se había conseguido con ese sistema el desalojo de veinte okupas, lo que da una idea de las dificultades para conseguir la teórica rapidez en la recuperación de las casas. El PP ha prometido agilizar más los desalojos de okupas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.