20 de abril de 2019
20.04.2019

Santiago Abascal, en Palma: "Vox no es un partido, es un movimiento patriótico de salvación de la unidad nacional"

El líder de la formación propone "un referéndum" para decidir entre "mantener las autonomías o las pensiones"

20.04.2019 | 14:36
Santiago Abascal, en Palma: "Vox no es un partido, es un movimiento patriótico de salvación de la unidad nacional"

Nunca se había usado tanto la letra ñ en campaña electoral. Y si alguien lleva el recuento, que confirme cuando pueda que Vox es el partido que más apela a España en sus actos.

Aunque, según su presidente, Vox no es un partido sino "un movimiento patriótico y de salvación de la unidad de España amenazada por el separatismo y de la libertad de pensamiento amenazada por los progres".

Así lo definió ayer Santiago Abascal en el mitin que dio en el Auditorium de Palma, ante casi 2.000 asistentes entregados, que móvil y banderita en mano, recibieron al líder entre gritos de "viva España", "viva el Rey", "viva la Guardía Civil" y algún "viva don Santiago" o "el salvador de España".

El candidato cosechó grandes ovaciones en varios momentos de su intervención al arremeter contra el feminismo, la inmigración irregular, el "separatismo", la "dictadura progre", la prensa, las encuestas ("todas falsas") y también contra los políticos, de los que intenta distanciarse.

Abascal, que ha ocupado cargos en el PP durante 17 años, fundó Vox en 2013: un partido que ayer aseguraba que "no es sectario" sino "la casa del sentido común"; la casa, explicó, "de los que queremos leer Caperucita Roja, que enseña valores como la solidaridad o la entrega, o La Bella Durmiente, pero que en los colegios retiran por machistas, por animalistas y porque a la abuela no le aplican la eutanasia", indicó entre risas del público.


Promocionarse como la apuesta por el sentido común es la línea que momentos antes también defendió en el escenario Malena Contestí, candidata al Congreso por Balears: "Ellos nos llaman fascistas, pero este fascismo de hoy es puro sentido común", aseguró la mallorquina, que equiparó su partido con Galileo Galilei: "Nos quieren juzgar y condenar como a él porque vamos contra el establishment".

En su discurso Abascal cargó contra todos (contra el "frente popular"; la "derechita cobarde"; la "veleta naranja" o "la casa de la nada"; y "los antiespaña"), pero se centró especialmente en el PSOE que "ya no es ni obrero ni español" y pidió el voto a los que votaron al partido socialista "y ven que Pedro Sánchez ha traicionado a España" al apoyarse en la "izquierda anarquista y separatista". Abascal acusó a estos grupos de fomentar "la violencia contra Vox" en sus actos de campaña, aunque ayer no hubo ninguna incidencia.

Entre los momentos para recordar "con orgullo" el pasado colonialista de España y el ensalzamiento de figuras como el Cid Campeador y Don Pelayo, el líder de Vox apuntó algunas de sus propuestas, como convocar "un referéndum" para decidir entre mantener las autonomías o el sistema de pensiones (elegir "entre el estado de bienestar de los políticos o el de la gente"); "instaurar el orden en Cataluña"; bajar impuestos; "controlar la inmigración y expulsar a los ilegales"; priorizar las ayudas sociales ("primero para los españoles") y, en definitiva, "echar a Pedro Sánchez del Gobierno y a todos los enemigos de España".

Se reafirmó en su idea del derecho a la defensa propia: "Cuando entran en nuestro castillo, en nuestra casa, tenemos el derecho y el deber de defendernos".

Quiso asegurar además que "al amar España" también ama su "pluralidad" y sus lenguas, como "el catalán, el mallorquín o el gallego", pero, precisó: "Cada uno tiene el derecho a escolarizar a sus hijos en su lengua materna".

"Los honderos del siglo XXI"

Antes de Abascal y Contestí, habló el presidente autonómico de Vox, Jorge Campos, quien se refirió a los simpatizantes del partido en las islas como "los honderos del siglo XXI" que convertirán a Balears en "el muro de contención del pancatalanismo separatista". Concluyó: "Seremos la ola mediterránea que inunde de sano patriotismo cada rincón de España".

Entre el público se oían comentarios como 'vamos a arrasar' y se veían caras conocidas como Carlos Delgado, exconseller y exalcalde de Calvià con el PP; Javier Sanz, presidente del Club Náutico de Palma; empresarios como Juan Nigorra, Bartolomé Buades, Juan Mas (propietario de Ca Na Paulina) o Miguel Contestí (expresidente del Mallorca y padre de Malena Contestí); hoteleros como Gregorio Codolá (presidente de Valentín Hotel Group) o José de Luna (presidente de Esperanza Hoteles e impulsor de la Federación Hotelera de Mallorca); o Leonor March, de la famila March.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.