El grupo hotelero mallorquín ha invertido 124,6 millones en la construcción en la República Dominica de un nuevo hotel de lujo y un complejo vacacional, así como en la reforma de otros dos establecimientos. Casi toda la inversión se ha centrado en la construcción del The Grand Reserve at Paradisus Palma Real y del Circle By Meliá. En la imagen, el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, inaugura el resort.