14 de marzo de 2019
14.03.2019
Investigación

Los hermanos pequeños no son siempre los más lanzados

El Laboratorio de Ciencia de la Decisión de la UIB ha liderado el trabajo más completo hecho hasta ahora sobre la predisposición a asumir riesgos según el orden de nacimiento

13.03.2019 | 22:01

Los investigadores han analizado el orden de nacimiento de 200 exploradores y revolucionarios

Sobre los niños se dicen, sin base alguna más allá de la propia percepción, muchas cosas: los chicos son más movidos, las chicas son más tranquilas, los hijos únicos son más egoístas... Y los hermanos pequeños son más lanzados.

Es una creencia bastante extendida que el orden de nacimiento, la posición en un grupo de hermanos, determina la personalidad. Según esta arraigada intuición, como los primogénitos han nacido antes tienen una posición dominante y han disfrutado en solitario de la atención plena de sus padres. Eso justificaría que los hermanos mayores fueran más conservadores, que prefirieran mantener el statu quo.

El segundo hijo, el hermano pequeño, tiene que competir por la atención, tiempo y amor de los padres con alguien con más experiencia. Por eso estaría más predispuesto a asumir más riesgos, a ser más atrevido, para captar la atención de sus padres. Durante mucho tiempo se ha dado por válida esta teoría y se ha creído que a la larga esto determinaba aspectos de la personalidad apreciables en la madurez, ya que la personalidad está aceptado (y muy estudiado) que "se mantiene bastante estable" a lo largo de la vida.

Estudios recientes han cuestionado este planteamiento y hay un cierto consenso científico: el orden en el nacimiento no influye en la formación de la personalidad ¿Y en la predisposición a arriesgar?

Tampoco. Al crecer, no se aprecia que los hermanos pequeños sean más atrevidos. Así lo explica Tomás Lejarraga, director del Laboratorio de Ciencia de la Decisión de la Universitat, que ha liderado un estudio sobre el tema publicado recientemente en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Para este trabajo la UIB ha colaborado con investigadores del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano (Alemania), la Universidad de Hannover (Alemania) y la Universidad de Basilea (Suiza).

¿Cómo se estudia algo así? Se ha partido de datos ya existentes, se han hecho encuestas, se han llevado a cabo estudios experimentales (analizando la reacción de los sujetos ante decisiones que implicaban ganar o perder dinero) y se ha realizado una labor propia de historiadores al repasar el orden de nacimiento de alrededor 200 exploradores y revolucionarios: de Roald Amundsen al Che.

Decidieron fijarse en estos dos grupos como ejemplos de personas que han tomado decisiones de riesgo: ¿Son hermanos pequeños? Alguno hay, pero no es una pauta.

Juntando este parte de análisis de la historia con las bases de datos ya existentes, los experimentos y las encuestas hechas, han logrado el estudio más completo hecho nunca sobre el tema y la conclusión es rotunda: no, los hermanos pequeños no son más atrevidos.

Lejarraga insiste en precisar que ellos han estudiado la predisposición a asumir el riesgo en la edad adulta. "Quizás los niños si adopten más riesgos porque les conviene en esa situación", indica el investigador, que remite a la teoría de Frank Sulloway, que recoge esa idea de que los hermanos compiten por los recursos de los padres y que para lograrlo "buscan nichos".

El primer nacido ocupa el nicho de alineado con los padres, el segundo tiene que buscarse otro y por eso quizás sea más atrevido "en esa situación", en ese contexto determinado. Pero eso, ¿se sigue notando cuando es un adulto? Según Sulloway, sí. Según este nuevo y completo estudio, no.

Ahora a Legajarra le gustaría revisar si efectivamente existe (o no) esa dinámica en el hogar familiar durante la infancia y por eso quiere arrancar una investigación con los niños como sujetos. El director del Laboratorio de Decisión de la UIB recuerda que a la hora de asumir un riesgo hay dos componentes clave: cómo la gente es (la personalidad) y cómo la gente está (en una situación, como podría ser el hogar familiar en la infancia).

El caso de los hermanos von Humboldt


La investigación liderada por Lejarra empieza hablando del caso de unos hermanos que coinciden con la intuición generalizada: los hermanos von Humboldt, nacidos en Berlín el siglo XVIII. Wilhlem, el mayor, era un erudito, funcionario y lingüista (curiosidad: estudió el euskera). Un hombre tranquilo. Alexander, el menor, viajó "el mundo entero" (destacan sus descubrimientos en América) y es considerado el padre de la geografía moderna universal. Los von Humboldt encajan en la creencia de que los hermanos pequeños son más atrevidos, pero ¿hay base científica? El estudio prueba que no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.