13 de marzo de 2019
13.03.2019
La construcción de un engaño

La mentira de Vox sobre la falsa paliza de Son Servera, paso a paso

El servicio de prensa del partido alimentó el bulo que en pocos minutos se difundió a cientos de miles de ciudadanos pese a que no se sostenía

13.03.2019 | 02:45

Vox Baleares divulgó el viernes una mentira que llegó a cientos de miles de ciudadanos. El ya tristemente célebre bulo de las "feministas radicales" de Son Servera quedó al descubierto el sábado a mediodía, y desde entonces la formación de extrema derecha se ha esforzado por presentarse como la víctima de un embuste.

La realidad es que el partido compró la versión de una militante sin ninguna prueba que la sustentara, engordó la mentira con datos falsos y activó toda su maquinaria política y mediática para desbordar redes sociales y medios de comunicación con una fábula que encajaba con un objetivo: demonizar una histórica jornada de reivindicaciones feministas.

La responsable de prensa de Vox Baleares fue la encargada de transmitir la versión oficial de la formación ultra a varios periodistas en un chat de prensa de WhatsApp. Traslada el argumentario que le llega de Son Servera, donde una militante acaba de inventarse una paliza de varias feministas a su hija y dos de sus amigas.

Falso y viral


La primera notificación llegó pasadas las 13.15 horas del viernes: "Feministas radicales dan una paliza a tres chicas, dos menores, en Son Servera". El falso titular se viralizó. Medios locales y nacionales lo llevaron a sus portadas y los dirigentes nacionales de Vox lo utilizaron como munición contra el feminismo.

"La chica que se ha negado a portar el lazo (mayor de edad) ha resultado con un labio roto tal y como confirma el parte de lesiones", contó la responsable de prensa de Vox Baleares. Mentira. El partido publicó un pantallazo de un informe médico relativo a una pelea que tuvo lugar en febrero, según descubrió después la Guardia Civil.

El corte de la foto que publicó Vox en sus canales oficiales imposibilitaba ver el encabezamiento y el final. No había fecha, todos los nombres aparecían tachados y, por si fuera poco, una de las pocas frases legibles delataba que en la trifulca había participado un varón, contradiciendo la versión oficial. "Intervino en una discusión de (...) con una amiga y este la (...)".

Sin embargo, el partido ultra siguió inflando la mentira. Pasadas las 17:30 horas había fundadas sospechas de que todo era un bulo. Algunos periodistas en el chat pidieron más detalles, y este diario publicó en su edición digital que a la Guardia Civil no le constaba ninguna paliza. Pero eso no detuvo al partido de Jorge Campos. "Tenemos el parte médico de lesiones de la mayor de edad (y sabemos por fuentes policiales que también consta un parte de lesiones de las dos menores)", mintió la responsable de prensa. Por supuesto ese otro informe médico tampoco existía.

Ese día también Campos falseó los hechos en 'Cope Mallorca', cuando aseguró que estaba en contacto con las inexistentes víctimas de la paliza. "Están nerviosas, preocupadas y magulladas, como no puede ser de otra manera", indicó. "Les estamos dando todo el ánimo posible y prestando asistencia jurídica", mintió.

Vox denunció a la mujer el lunes por "dañar la credibilidad" del partido, y adjuntó capturas de la conversación de WhatsApp que el viernes había mantenido con el presidente del partido en Son Servera, Miquel Morlà, y con otro responsable local.

A medida que pasan las horas crece el nerviosismo de los dirigentes porque la mujer no denuncia los hechos. Les da largas, hasta que al filo de las 15:30 horas les informa de que abandona el grupo y de que no tiene intención de poner una denuncia. "Si no la pones, saldremos todos muy perjudicados porque nos tacharán de mentirosos", le advierten.

El bulo ya no se sostenía, pero Vox no podía dar marcha atrás. Dirigentes nacionales como Santiago Abascal y Rocío Monasterio habían denunciado los hechos en tuits e intervenciones en televisión que estaban siendo compartidas por cientos de miles de usuarios. Así que la responsable de prensa de Vox Baleares siguió intoxicando: "Me comentan desde Son Servera que, como el pueblo es pequeño y se conocen todos, la familia tiene miedo y va a esperar unos días a poner la denuncia".

Cronología

8 de marzo: Vox sostiene la mentira pese a las evidencias en contra
A las 13:15 horas la responsable de prensa de Vox Baleares divulga el bulo de una paliza de "feministas radicales" en Son Servera. El partido sostiene todo el día la mentira pese a no tener ninguna prueba.

9 de marzo: El bulo se destapa y los ultras se presentan como víctimas
La Guardia Civil comprueba el engaño y este diario lo publica. Tres horas después Vox acusa a una militante de inventar el bulo, se presenta como una víctima y se niega a hacer autocrítica.

10 de marzo: Los vecinos de Son Servera hierven de indignación
Los vecinos de Son Servera hirven en indignación y señalan a los dirigentes locales del pueblo. Reclaman al Consistorio contundencia después de verse encabezando periódicos e informativos.

11 de marzo: Vox denuncia a la mujer y Son Servera acuerda una protesta
Vox denuncia a la militante, madre de una de las falsas víctimas de la paliza, por "dañar su credibilidad a semanas de las elecciones". Son Servera censura el montaje y convoca una protesta para hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.