Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tiendas de zonas céntricas cierran en invierno por la caída de las ventas

Las patronales del sector reclaman medidas para reactivar la demanda local aunque señalan una mejoría a finales de febrero por los extranjeros

La calle Jaume II de Palma es una de las que ha registrado algunos cierres invernales, según Afedeco.

La calle Jaume II de Palma es una de las que ha registrado algunos cierres invernales, según Afedeco. B. Ramon

Las ventas del comercio durante el presente invierno han sido apreciablemente más bajas que las del pasado año, y ello a pesar de que desde hace algunos días se está detectando una reactivación por el aumento de clientes extranjeros, según se destaca desde las patronales del sector

Tanto Gayà como Fuster coinciden en que las ventas durante los meses de enero y la mayor parte de febrero han sido apreciablemente más bajas que en 2018 (algunos establecimientos han conseguido empatar sus resultados, matiza el representante de Pimeco). El primero pone de relieve que se están detectando que algunos comercios, situados en calles donde la actividad tradicionalmente se mantiene todo el año, durante ese periodo de menor consumo han optado por permanecer cerrados. Esta decisión se toma cuando el empresario es el propietario de la tienda, y lleva a abrir sus puertas solo durante el periodo en el que el consumo mejora por la llegada de visitantes, siguiendo así el ejemplo de las zonas turísticas.

Frente a la mala noticia de la bajada en los ingresos debido a que el consumo de las familias residentes no termina de despegar, la buena para el sector es que ya ha comenzado a detectarse una reactivación durante los últimos días de febrero, fruto de la presencia creciente de visitantes, según coinciden en señalar los dos representantes del sector.

Pero a la vista de lo sucedido durante las semanas previas, Toni Gayà y Antoni Fuster reivindican la necesidad de adoptar iniciativas que atraigan a la clientela local a los principales ejes comerciales.

En este aspecto, recuerdan el compromiso del Govern de impulsar la creación de los centros comerciales urbanos, una iniciativa que busca dinamizar esas zonas y poner en marcha estrategias comunes. Las dos patronales y la Cámara de Comercio celebraron una reunión para dar un impulso al proyecto, que en su fase inicial se centraría en el eje Vía Sindicato- Velázquez y calles aledañas.

Peticiones adicionales

Pero ambos presidentes de asociaciones de comercio hacen otras peticiones adicionales. La primera es que vista la dependencia que el comercio local mantiene de los turistas, deberían evitarse las muestras de turismofobia y "mimar a los visitantes", en palabras del responsable de Afedeco.

En este sentido, subraya la dependencia que los ingresos y empleos de muchas familias isleñas tienen de los visitantes, de ahí que en su opinión las pintadas que en el pasado se han registrado en contra de ellos no son tolerables.

La segunda petición se ha formulado ya desde Pimeco a la concejala de Seguridad Ciudadana de Palma, PalmaAngélica Pastor, y consiste en reactivar los protocolos de vigilancia de las calles comerciales que la Policía Local desarrolla durante la temporada turística, recuperando en estas zonas a agentes que en invierno son destinados a las barriadas.

En este aspecto, Fuster y Gayà añaden que es intolerable ver a manteros en plena 'milla de oro', como es el Born, o pintadas con ácido en los escaparates por parte de grafiteros para que no puedan ser borradas y que hacen necesario cambiar los cristales de la tienda.

Compartir el artículo

stats