Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda

Logros entre luchas viejas y nuevas

Logros entre luchas viejas y nuevas

Logros entre luchas viejas y nuevas

El movimiento feminista y la militancia activa, por lo menos de una parte considerable de la sociedad, para avanzar hacia una igualdad real entre hombre y mujer, en todos los aspectos, se ha vuelto imparable. Es un cambio de tendencia que dio su vuelco en sentido positivo el 8 de marzo del año pasado y tuvo su plena confirmación ayer. Basta mirar el seguimiento de las manifestaciones de Palma, la huelga y los actos con todo matiz social y profesional, para despejar cualquier duda al respecto.

La mayor implicación de distintas capas de la sociedad en las causas de la mujer es ya un logro de por sí. El Gobierno también acaba de decretar nuevas medidas tendentes a la igualdad efectiva de género. Son avances de una vieja lucha que sin embargo necesita regenerarse, permanece actual y se vuelve nueva cuando se confronta con la misma realidad de la vida pública y privada.

Balears sigue a la cabeza de las comunidades españolas en cuanto a víctimas de violencia de género. La irrupción de fuerzas políticas como Vox, con unos planteamientos de desigualdad que parecían superados, puede significar un retroceso porque también se demuestra que hallan un cierto amparo social y por tanto están incrustados en muchas identidades. La lucha es irreversible, larga y dificultosa.

Compartir el artículo

stats