01 de marzo de 2019
01.03.2019
Industria

Un inversor egipcio quiere construir la primera planta de cloro de Mallorca

El proyecto está estancado porque sus promotores no encuentran un solar adecuado - Subrayan que fabricar el producto aquí abarataría su precio la mitad

28.02.2019 | 23:18
La planta de cloro abierta en Tenerife en 2016 es el modelo en el que se fija Mallorca.

Nasser Aish, inversor egipcio con experiencia en el sector químico, está dispuesto a sufragar gran parte de los nueve millones de euros que cuesta levantar la primera planta de fabricación de cloro de Mallorca. La infraestructura eliminaría la dependencia del oneroso hipoclorito sódico importado de la Península, pero el proyecto ha encallado por la falta de suelo para acogerla.

"Balears necesita 12.000 toneladas anuales de cloro para limpiar piscinas y el que fabrican las plantas de la Península no es suficiente para cubrir la demanda. Como consecuencia lo tenemos que comprar muy caro", explicó ayer Joan Miquel Matas, gerente del clúster de la Industria Química de Balears (CliQIB).

Esta entidad, formada por medio centenar de empresas dedicadas al tratamiento de aguas, ha redactado y consensuado con el Govern un plan de viabilidad para levantar la planta. También ha arrancado el compromiso de un inversor egipcio para costear su construcción, pero a día de hoy ninguna parcela de suelo industrial de la isla reúne los requisitos necesarios para ubicarla.

A finales de 2017 media docena de plantas de la Península, algunas de las cuales abastecían a Mallorca, tuvieron que cerrar al no haberse adaptado a tiempo a una normativa europea que prohibía la fabricación de cloro con mercurio, una técnica contaminante. "El precio del cloro se dobló. Pensamos en fabricar nuestro propio cloro y redactamos un estudio de viabilidad. Ahora pagamos el hipoclorito sódico a 0,40 euros el kilo; fabricándolo en la isla costaría en torno a los 0,22 euros", calculó Matas.

El ahorro sería evidente para los propietarios de las 70.000 piscinas privadas que se reparten por Balears, además de otras 2.500 públicas. Pero no hay suelo. "Necesitamos un solar de 5.000 metros cuadrados y que además esté ubicado en un municipio que tenga derecho a recibir fondos FEDER", explicó Matas.

Esta subvención europea que se otorga para actividades industriales costearía el 30% de la construcción de la planta. El resto, unos seis millones, saldrían del bolsillo de Aish, que administra una fábrica de plásticos en Egipto.

La opción de Petra


Los municipios con acceso a estos fondos se ubican mayoritariamente en el interior de la isla. "Acudimos a una subasta pública para comprar una parcela en el polígono de Petra, pero se nos adelantaron. También valoramos Felanitx y Porreres, pero no tienen las infraestructuras necesarias para levantar la planta", lamentó el gerente de CliQIB.

Matas aseguró que la infraestructura fabricaría cloro con una técnica no contaminante y adaptada a la normativa europea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.