Los ayuntamientos acabarán prohibiendo los patinetes eléctricos cuando se den cuenta que este tipo de vehículos provocan más accidentes al crecer sin control. Esta es la principal conclusión a la que llegó ayer el expiloto y fundador de la revista Solo Moto Jaime Alguersuari durante la conferencia que ofreció en el Foro Business de Mallorca junto a Sete Gibernau, dos veces subcampeón del mundo de MotoGP, en el Club Diario de Mallorca bajo el título De MotoGP al patinete eléctrico, un acto patrocinado por Sabadell, Deloitte y Endesa.

Alguersuari definió a estos vehículos como "paticosas" mientras sostuvo que los consistorios "desconocen cómo legislar su presencia en las ciudades". Por su parte, Gibernau resaltó su próxima participación en el mundial de MotoE, el primer campeonato global de motos eléctricas.