24 de febrero de 2019
24.02.2019

Josep Amengual, delegado de los Coritos: "Lluc es un lugar muy tentador para un complejo hotelero"

"Gente de peso de la Iglesia advirtió de que si traíamos a Lluc a padres de fuera tendríamos que irnos por la cláusula de que deben ser hijos de Mallorca"

24.02.2019 | 02:45
Josep Amengual, delegado de los Coritos: "Lluc es un lugar muy tentador para un complejo hotelero"

Josep Amengual Batle (Biniali, 1938) es doctor en Teología y en Historia, lulista. Fue superior general de los Coritos hasta 2011. Ha sido prior de Lluc y en la actualidad es prior del monasterio de La Real y delegado de la Congregación.

P ¿Cómo está viviendo la Congregación de los Coritos el abandono de Lluc después de 128 años en el Santuario?
R Todos lo estamos viviendo con mucho dolor. La mayoría de nosotros hemos crecido y nos hemos hecho en Lluc. Hay que recordar que el obispo Servera nos envió a Lluc cuando nuestra comunidad no hacía ni un año que estaba fundada. Nuestro fundador, el padre Joaquím Rosselló, llegó a ser un hombre de la confianza del obispo Servera y lo envió a Lluc a impulsar el santuario. En aquella época se originó un intenso debate en la prensa y en la Iglesia de Mallorca contra el obispo por enviarnos a Lluc cuando allí estaba el rector Fiol, que permaneció unos años más en Lluc. Y la propuesta era que fueran los frailes Carmelitas, no los Missioners. Incluso Roma sentenció a favor de los Carmelitas. Pero poco a poco vieron que en Lluc era posible vivir la misión. Yo mismo he sido Blauet y prior de Lluc.

P ¿No habría sido mejor abandonar otros santuarios, como por ejemplo Sant Honorat?
R El planteamiento que se hará en el Capítulo General de la Congregación de enero de 2020 no es poner el abandono de Lluc como un hecho aislado. Se incluirá dentro de todos los cambios que son necesarios. Estamos en una situación crítica en la que podríamos hacer muchas cosas mal cuando tenemos la posibilidad de hacer bien la mayoría. Todas las casas de Mallorca se incluirán dentro de la reforma de la Congregación. De todas formas, lo de abandonar Lluc es una realidad y yo creo que no debería serlo todavía.

P ¿Entonces usted es de la misma opinión de los padres de Lluc que han calificado de "precipitada" la decisión?
R Según el punto de vista que lo miramos no, ya que de ello se habló en 2013. Sin embargo, si analizamos la última fase sí ha sido precipitado. Muchos pedimos que se esperara a celebrar el Capítulo General y no se ha cumplido. También se ha precipitado debido a filtraciones, interesadas o no, de la propuesta de abandonar Lluc y ello ha adelantado los acontecimientos.

P ¿Se habían estudiado propuestas para que los Coritos no dejaran Lluc?
R En 2013 ya se habló de replantearse la situación de toda nuestra Congregación y nosotros siempre hemos intentando evitar que afecte a Lluc. Ha habido un factor que ha pesado mucho, especialmente sobre los que no son mallorquines. Es la famosa cláusula que introdujo el obispo Campins en el primer convenio entre la Congregación y la Diócesis y que fue aprobado por Roma. En ella se estipula que los misioneros de Lluc deben ser hijos de Mallorca. Por esta cláusula Lluc no lo pueden gestionar personas de fuera de Mallorca y que no entiendan su cultura y su lengua, pero todo se puede aprender. Una de las personas más queridas de la Escolanía es de Navarra.

P ¿Qué papel ha jugado esta cláusula a la hora de que los Coritos tengan que dejar Lluc?
R Esta cláusula hay que tenerla muy presente, ya que últimamente alguien la ha sacado para advertirnos de que, por ejemplo, africanos no pueden ser responsables de Lluc. No se ha comunicado oficialmente, pero sí que lo han dicho personas de alto nivel en la Iglesia de Mallorca y no estoy hablando del obispo Sebastià Taltavull. Nos han venido a decir que si poníamos misioneros de otras partes aplicarían la cláusula y tendríamos que marcharnos. Ello ha pesado y yo soy testigo. Al escuchar esta advertencia nos hacemos muchas preguntas y ha hecho mucho daño. Yo creo que el obispo Sebastià es capaz de revisar esta cláusula. Tenemos misioneros de otros lugares que están dispuestos a venir a Lluc.

P ¿Lluc seguirá como hasta ahora sin los Coritos? Mucha gente lo duda.
R A nosotros nos gustaría que funcionase mejor. Es verdad que la Congregación ha aportado la espiritualidad del fundador, la acogida, la formación de grupos y se ha conseguido que el Santuario tenga unas características propias. También se ha cuidado el aspecto cultural y ha habido una apertura a los valores de Mallorca muy importante.

P Lluc es un lugar atractivo por el volumen de negocio que genera. ¿Existe el peligro de convertir el Santuario en un gran complejo turístico?
R Peligro no hay. Lo que sí hay es una realidad, que es mucho peor que peligro. En Lluc siempre hemos intentado mantener el entorno y ello ha generado no pocos conflictos por urbanizaciones y proyectos de determinadas características. Construir un gran hotel ha pasado por la cabeza a más de cinco personas. Hay una hospedería que sirve, por ejemplo, para pagar la electricidad o la limpieza, pero no es nada cara. Lluc es un lugar muy tentador y tendría otro tipo de gente si se convieriera en un complejo hotelero. La tentación no vendrá porque nosotros nos marchemos, ya existe de antes. Lluc es muy tentador y mucha gente tiene sus ojos puestos en Lluc. Tanto por parte del Santuario como de las administraciones públicas deben estar muy vigilantes. Es evidente que Lluc no sería lo que es ahora con un gran hotel. Veríamos ciertas exhibiciones, porque el mundo de la riqueza exhibe mucho. ¿Con todo ello, quién se acercaría a la Virgen?

P La presencia de los Coritos ha impedido que Lluc sea hoy un complejo turístico.
R Siempre lo hemos tenido muy claro. Lluc tiene que funcionar. Una vez se lo dije al obispo Teodor Úbeda: podemos hacer muchas cosas, pero si ponemos limitaciones e imposiciones al Santuario dejará de estar limpio y atendido. De todas formas, debe haber vigilancia para que Lluc siga siendo el Santuario de toda Mallorca, tanto de pobres como de ricos.

P ¿Cómo se hará la transición de los Coritos al Obispado?
R Habrá una comisión por las dos partes para coordinar el proceso, ya que se trata de un contrato de hace 128. Queremos que se haga bien y con tranquilidad y colaboración.

P ¿La Escolanía de Lluc pasará a formar parte de la red de colegios diocesanos del Obispado?
R Yo supongo que el Obispado lo primero que hará será integrar la Escolanía en sus colegios. Es un centro reconocido oficialmente desde los años 80 y se integró la parte musical. Todo quedará igual, pasando a formar parte de los centros diocesanos.

P ¿De dónde viene el mote de los Coritos?
R No sé como surgió este apodo. Yo no lo he utilizado nunca, pero tampoco me inquieta o molesta. Asimismo te diré que tampoco me entusiasma. Supongo que surge del corazón de Jesús y el corazón de María, entonces Coritos.

P El caso del padre Toni Vallespir, apartado por presuntos abusos sexuales, fue una crisis para la Congregación. ¿De qué forma ha afectado?
R Antes de nada me gustaría decir que en 2011, cuando acabé mi etapa como superior general, realicé un informe. Pese a que no había habido ningún caso en nuestra Congregación, ya quise hacerme eco para pedir más responsabilidad, espiritualidad más profunda y respeto a los niños. La teoría de toda la Congregación de los Sagrats Cors, de todo ciudadano y de todo religioso es de total condena a cualquier tipo de abuso. Es una violación de los derechos humanos sobre un débil y ello va en contra de la dignidad humana y contra el Evangelio. Y así lo expliqué en mi informe y la condena es clara y contundente.

P De todas formas, tuvieron discrepancias con el anterior obispo Javier Salinas al no querer leer la carta de condena de la Diócesis.
R Yo hablé de ello con el obispo Salinas, cuando Biel Seguí se negó a leer la carta. No podíamos leerla ante el padre Vallespir y sus familiares y amigos. En aquellos momentos no estaba condenado ni ahora tampoco, ya que el juicio no se ha celebrado. A mí me espanta que algunos medios mezclen Lluc con los casos de abusos. El tribunal civil dijo sobre el padre Vallespir que había prescrito y el eclesiástico todavía no se ha pronunciado. No sabemos qué ocurrirá y hay que pensar en los derechos humanos de las personas acusadas. El caso empezó mal y yo a lo que me opuse es a condenar a quien solo está acusado.

P Pero a la Iglesia siempre le ha gustado predicar sobe sexo
R Es cierto y yo lo he escrito. Los religiosos tenemos encima la acusación por haber predicado tanto de cuestiones de sexo y debemos aguantar estas acusaciones, al haber sembrado una oposición muy fuerte que en algunas ocasiones era exagerada en cuestiones personales y de castidad. De todas formas, el caso del padre Vallespir no afecta a la situación de Lluc, pero tampoco ha ayudado.

P Usted descubrió que la canonización de Ramon Llull estaba abierta desde el siglo XVIII. ¿En qué proceso se encuentra?
R Para mí, el proceso histórico está concluido. Encontramos una bula del Papa Benedicto XIV, el mismo que había puesto muchas dificultades a la causa, que hablaba de Llull como sanctus martyr. Es cierto que no es un acto formal del Papa, pero ello rehabilita todos los procesos mallorquines que determinados lulistas decían que no eran correctos. Yo creo que la causa está a punto y puede que en cuestión de dos años Ramon Llull sea santo. El gran problema de Ramon Llull fue que era teólogo laico y optó por la Inmaculada Concepción, cuando la doctrina de Santo Tomás no la reconocía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.