01 de febrero de 2019
01.02.2019
Conflicto venezolano

Tomeu Vadell, un descendiente mallorquín encerrado en las cárceles de Nicolás Maduro

El chavismo acusa al detenido, hijo de emigrantes de la isla y directivo de la petrolera Citgo, de "traición" - Su hermana, vecina de Calonge, denuncia que en prisión sufre "un trato inhumano"

01.02.2019 | 00:52

El 21 de noviembre de 2017, las fuerzas del gobierno de Nicolás Maduro irrumpieron en una reunión de la petrolera Citgo y detuvieron a seis de sus directivos. Entre ellos, se encontraba Tomeu Vadell, ingeniero de 60 años, nacido en Venezuela y de nacionalidad estadounidense pero estrechamente vinculado con Mallorca. Sus padres eran mallorquines, su hermana lleva 30 años viviendo en Calonge y su contacto con la isla ha sido continuo. Su última visita fue en 2015 y probablemente ya habría vuelto en los últimos años; pero desde su detención está en prisión, donde lleva ya 14 meses sin haber sido juzgado y donde, según denuncia su familia, sufre "un trato inhumano".

Desde su llegada al cargo, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, puso el foco en los directivos de las empresas petrolíferas del país, especialmente en Citgo, filial de la empresa estatal PDVSA. El 21 de noviembre de 2017 ordenó la detención de seis de sus directivos acusándoles de delitos de corrupción y de traición al país. "Irrumpieron militares con la cara cubierta y les requisaron sus teléfonos. Desde entonces, están pendientes de que los lleven a una audiencia preeliminar, pero cada vez pasa algo y no los llevan, no han podido defenderse", relata la hermana de Tomeu Vadell, Silvia Vadell, vecina del núcleo de Canonge, en Santanyí, desde donde sus padres emigraron a Venezuela en los años 50 y donde ella volvió el 90.

"La acusación no se sostiene"

Según denuncia, en la cárcel de Caracas donde lleva 14 meses, su hermano sufre "un trato inhumano". Sólo se alimenta de pasta, arroz y agua y estuvo nueve meses sin recibir ninguna visita. Cuando su mujer le vio por primera vez no le reconoció: "Lo han rapado, ha perdido 30 kilos y está demacrado", cuenta su hermana que le informó su cuñada tras su visita.

Los hechos por los que catorce meses después Tomeu Vadell y el resto de directivos siguen en prisión a falta de juicio es haber negociado con una sociedad norteamericana la refinanciación de la deuda de la empresa poniendo como aval su infraestructura, una operación que, para el gobierno de Maduro, supone ir contra los intereses de Venezuela y por los que el líder chavista les acusó de "traidores". Una vez encarcelados los cinco directivos, desde el palacio de Miraflores se digitó a Asdrúbal Chávez, primo de Hugo Chávez, al frente de Citgo. "Los delitos de los que se les acusa no se sostienen", considera Silvia Vadell, subrayando el caso de su hermano, que, como vicepresidente responsable de las operaciones de refinería, "nunca tuvo ningún contacto con las finanzas".

"Un rehén", según Estados Unidos

La situación que atraviesa ahora el país desde la autoproclamación de Juan Guaidó es la gran esperanza para la familia. "La única esperanza de que salga en libertad es que Guaidó sea reconocido, haya elecciones limpias y un gobierno legítimo". "Que pueda haber una negociación entre Maduro y Trump por su liberación es hoy impensable" lamenta, recordando que en Estados Unidos ven a Tomeu Vadell como "un rehén".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.