18 de diciembre de 2018
18.12.2018

El TSJB investiga al juez Florit por prevaricación judicial al incautar los móviles a dos periodistas

La querella de Diario de Mallorca y Europa Press ha sido admitida a trámite por el Alto Tribunal que ha declarado secreta la causa

18.12.2018 | 13:09

La sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ha abierto hoy una investigación contra el magistrado Miguel Florit, que el pasado día 11 dictó un auto en una pieza separada del caso Cursach ordenando la requisa de los teléfonos móviles del periodista de Diario de Mallorca Kiko Mestre y de la redactora de Europa Press Blanca Pou y el registro de las redacciones de ambos medios, por presunta prevaricación judicial y contra la inviolabilidad del domicilio y el ejercicio del secreto profesional de los periodistas.

El Alto Tribunal ha designado instructora de la causa a la magistrada Felisa Vidal, a la que le correspondía este caso por el turno de reparto de la sala. El tribunal también ha decretado el secreto de sumario sobre la causa contra Florit, debido a que el auto que publicó forma parte de una pieza separada del caso Cursach que está también declarada secreta y que versa sobre un presunto delito de revelación de secretos por funcionarios de datos de la causa contra el empresario de la noche. La instructora es la encargada de investigar los presuntos delitos practicando las pruebas que estime necesarias.

La sala también ha designado  para ponenteesta causa al juez Carlos Gómez, que deberá redactar los autos sobre relativos a la instrucción, en caso de recursos o apelaciones y que en un hipotético juicio sería el redactor de la sentencia.

Vidal tendrá que pronunciarse sobre la petición de los abogados de Diario de Mallorca y Europa Press para que se ordene, lo antes posible, al juez Florit que devuelva a los dos periodistas sus teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos confiscados por la Policía en virtud del auto objeto de querella.

Las partes querellantes son Editora Balear, editora de Diario de Mallorca, Europa Press Delegaciones y Kiko Mestre y Blanca Pou.

En la querella se solicita la declaración de Florit, en calidad de investigado, y la de Mestre y Pou como testigos. El secreto decretado sobre la causa en el TSJB puede traducirse en que estas comparecencias se hagan sin presencia del letrado de las partes querellantes.

El auto de admisión a trámite no dice nada sobre si Florit debe o no seguir instruyendo la pieza separada sobre la revelación de secretos, pero podría darse el caso de que el magistrado se aparte voluntariamente de esa causa, en tanto se substancia la querella contra él.

Los hechos que se atribuyen a Florit guardan relación con el auto de requisa y de entradas y registros, que habría vulnerado el derecho constitucional al secreto profesional de los periodistas, que según jurisprudencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo se extiende a sus instrumentos de trabajo, electrónicos o analógicos.
El auto de Florit es el primero que se ha dictado en España con medidas tan drásticas contra unos periodistas en 40 años de Democracia, según destaca la querella. La requisa de los móviles ha suscitado un aluvión de protestas entre la clase periodística y política y la oposición de destacados juristas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.