28 de noviembre de 2018
28.11.2018

Gijón será juzgado por aceptar regalos sexuales de un empresario

La Audiencia de Palma frustra el intento del político de anular una pieza separada acordada por el juez

28.11.2018 | 02:45
El diputado Gijón, ayer en su escaño en el Parlament de Balears.

El tribunal respalda de nuevo la instrucción

  • La Audiencia ha vuelto a respaldar una decisión del juzgado de  instrucción, en este caso acordada por el juez Florit, pero en la misma línea que venía siguiendo su compañero y antecesor, el magistrado Penalva. Ambos coincidían en que, dado el volumen que había alcanzado la investigación del caso de la corrupción de la Policía Local de Palma, era necesario abrir piezas separadas para facilitar el enjuiciamiento de los hechos.

    No solo Gijón había recurrido la decisión de trocear el sumario de este caso. También lo hizo el empresario Bartolomé Cursach y su ejecutivo Bartolomé Sbert. Sin embargo, el tribunal ha rechazado el intento de que no se continuara con la instrucción de estas piezas separadas.

El diputado del Grupo Mixto del Parlament y concejal del Ayuntamiento de Palma, Álvaro Gijón, será definitivamente juzgado por aceptar, supuestamente, regalos sexuales de un conocido empresario de Palma, a cambio de favores políticos para favorecer la actividad de sus locales de ocio.

La Audiencia de Palma ha decidido desestimar un recurso planteado por el exmilitante del PP, por el que pretendía que se anulara la decisión del juez de instrucción de separar en piezas las diferentes investigaciones que derivan del caso de corrupción de la Policía Local de Palma. Con esta resolución, el político se sentará en el banquillo y tendrá que defenderse en un juicio de graves delitos. En concreto, se le acusa de haber aceptado invitaciones para asistir a orgías sexuales, financiadas por el conocido empresario Miguel Pascual, dueño de varios locales de ocio y prostíbulos. Este empresario centra la mayor parte de sus negocios en la zona de la Playa de Palma.

Esta decisión de la Audiencia supone un respaldo a la instrucción, iniciada por el juez Manuel Penalva y seguida por su compañero Miquel Florit. Ambos jueces coincidían en la necesidad de tramitar esta pieza separada al margen de la causa principal, para facilitar la celebración del juicio.

Gijón, a través de su abogado, no estuvo conforme con el troceo de la causa y su recurso se basaba en una antigua decisión que dictó la Audiencia, en la que anuló un auto de separación de otra pieza separada, por falta suficiente de motivación. El abogado entendía que, dado que todos los informes policiales y las resoluciones judiciales hablaban de una trama compuesta por policías y políticos que favorecían a determinados empresarios a cambio de prebendas, no tenía sentido que se seccionara la causa en varias partes. Esta situación, según el recurso, podría provocar que a un imputado, en este caso a Gijón, podría ser juzgado dos veces por los mismos hechos.

Sin embargo, la Audiencia entiende todo lo contrario. El tribunal no aprecia ninguna razón por la que esta parte de la supuesta trama de corrupción sea juzgada como una pieza separada y coincide con el magistrado de instrucción en la necesidad de que la investigación se agilice para que el caso llegue a juicio cuanto antes. El auto del tribunal señala que la motivación de la resolución del instructor es más que suficiente para que se continúe con la tramitación de esta pieza separada.

El día que se celebre este juicio, cuya fecha está aún por determinar, Gijón no estará solo en el banquillo de los acusados. En total habrá 16 personas acusadas y entre ellas destaca la presencia de José María Rodríguez, expresidente del PP de Palma, que también está acusado de aceptar regalos sexuales para favorecer los negocios de Pascual. Varios testigos, a cuyas declaraciones el juez concede credibilidad y da valor suficiente, sitúan a Rodríguez y a Gijón como invitados en las fiestas sexuales que organizaba el empresario Miguel Pascual en su finca de sa Bassa, en Llucmajor.

Los dos políticos también figuran como investigados en el caso Cursach, por lo que podrían afrontar un segundo juicio, ambos derivados de la investigación sobre la corrupción en la Policía Local de Palma.

Los otros acusados que serán juzgados en esta pieza separada son, en su mayoría, policías locales y funcionarios del Ayuntamiento de Palma. Los funcionarios, según los investigadores, también aceptaban invitaciones de Pascual a cambio de que le avisaran de las inspecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.