09 de noviembre de 2018
09.11.2018

Inundaciones en Mallorca: Antes y después de la riada en el Llevant

Reportaje fotográfico donde puede compararse cómo quedaron diferentes lugares tras la inundación y cómo están ahora

09.11.2018 | 02:45

La carretera de Sant Llorenç a Son Servera


El desbordamiento del Torrent de ses Planes (en la imagen superior) dejó una estela de destrucción en las carreteras del Llevant. La MA-15, la vía que discurre de Sant Llorenç a Son Servera y Artà, a la altura de la rotonda de Son Carrió, se encuentra ahora despejada. Ya no hay coches fuera de la calzada.



Un torrente que resultó mortal


El Torrent de ses Planes se llevó por delante la vida de trece personas, entre ellas un niño de seis años. A la salida de Sant Llorenç, los coches y camiones arrastrados por el agua se amontonaban en el lecho. Varios vehículos quedaron enterrados bajo el lodo y las piedras. Los automóviles ya han sido desenterrados.


La calle Ordinas se convirtió en un canal


La calle Ordinas se convirtió en un canal en el que el agua bajaba a gran velocidad. Varios vecinos fueron arrastrados por la corriente dentro de sus coches en este tramo. Un morador murió en una planta baja. Un mes después, hay casas cerradas con un cartel en el que se lee 'inspeccionado'.



De las 'barricadas' a la limpieza


Este tramo de la calle Cardassar está limpio. Unos operarios arreglan una pared. Un mes antes, las 'barricadas' de muebles destrozados, suciedad, ramas y otros desechos se alzaban en la vía pública y daban una idea de la magnitud de la catástrofe natural. Los vecinos lo perdieron casi todo en sus casas.



La calle Cardassar, en plena zona cero


La calle Cardassar, una de las más golpeadas por el desastre natural del pasado 9 de octubre, recupera poco a poco la normalidad. La vía pública ya está limpia. Albañiles y electricistas trabajan ahora en el lugar realizando reparaciones. Nada que ver con la imagen de devastación tras la riada que afectó a la mayoría de casas.


La calle de ses Brodadores


La calle de ses Brodadores, antes conocida como la carretera de Son Servera, una de las principales vías de acceso a Sant Llorenç, se vio muy dañada por la riada. Los coches se amontonaban. Una vecina falleció en su casa. Ahora, la calle está limpia. Todavía quedan restos de barro en las juntas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.