20 de octubre de 2018
20.10.2018

Los pacientes con meses en lista de espera podrán ser atendidos en la sanidad privada

El Govern recupera el decreto de garantía de demora que establece plazos máximos para la asistencia

19.10.2018 | 23:10

Las claves

  • Entrada en vigor
    El decreto entrará en vigor de inmediato para las intervenciones quirúrgicas (con un plazo máximo de espera de 180 días), las primeras pruebas diagnósticas y las primeras consultas externas, con plazos de 60 días. Para las segundas consultas diagnósticas se aplicará en enero.
     
  • Lista de espera
    En la actualidad hay 3.869 usuarios de la sanidad pública balear en lista de espera que podrían acogerse al decreto.
     
El Govern aprobó ayer el decreto de garantía de demora, por el que se establecen plazos máximos para que los pacientes reciban asistencia sanitaria en la red de la sanidad pública balear, de tal modo que si se superan estos plazos el IB-Salut deberá ofrecer una alternativa a los usuarios que lo soliciten en centros concertados privados o vinculados a la red pública.

El decreto de garantía de demora incluye la asistencia especializada programada y no urgente para las primeras consultas externas, para las que se fija un plazo máximo de 60 días naturales de espera; primeras pruebas diagnósticas, con también 60 días, e intervenciones quirúrgicas, con 180 días. En estos casos el decreto entrará en vigor en cuanto se publique en el BOIB.

A estos tres supuestos el Ejecutivo ha añadido otro que no figuraba en el decreto de garantía de demora que derogó en la pasada legislatura el Govern del PP. Se trata de las segundas consultas diagnósticas derivadas de una primera consulta, para las que se fija 180 días para ser atendidos en la red pública de Salud y, una vez superado ese plazo, se podrá solicitar que se preste la asistencia en centros privados o concertados. En este caso, el de las segundas consultas diagnósticas, el decreto de garantía de demora entrará en vigor en enero de 2019, ante la necesidad de "adecuar la estructura organizativa del Servei de Salut", según explicó la consellera Patricia Gómez tras el Consell de Govern.

Este decreto supone que el Ib-Salut garantiza que los usuarios de la sanidad pública balear que se encuentren en listas de espera dispondrán de una alternativa, en centros propios o vinculados a la red pública y en centros privados concertados, si el tiempo en ser atendidos supera los plazos marcados. Según los datos aportados ayer por la consellera de Salud, en estos momentos 3.117 pacientes de Balears llevan en lista de espera más tiempo del establecido en el decreto en el caso de las consultas externas y 752 en intervenciones quirúrgicas, lo que significa que 3.869 usuarios de la sanidad pública balear podrían acogerse al decreto de garantía de demora.

Para ello, los pacientes que deseen esta alternativa deben presentar su solicitud en el centro hospitalario en cuya lista de espera estén registrados. Una vez comprobado que se se ha incumplido el plazo máximo, el IB-Salut notificará en 10 días al interesado su derecho a recibir la asistencia en un centro propio, vinculado a la red pública (Sant Joan de Déu y Cruz Roja) o concertado. El paciente dispondrá de 10 días para aceptar la alternativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.