La búsqueda del pequeño Arthur Robinson, el hijo de la farmacéutica fallecida Joana Lliteras y último desaparecido por las inundaciones de la pasada semana en el Llevant ha centrado el trabajo de los equipos de rescate durante la última semana. El cadáver del pequeño ha sido hallado esta mañana junto a la rotonda de salida de Sant Llorenç hacia Son Carrió donde la madre logró sacar con vida a su hija Úrsula del vehículo.

Martes 9 de Octubre

La farmacéutica de Manacor, Joana Lliteras, viajaba con sus dos hijos, la pequeña Úrsula de 8 años, y el pequeño Arthur, de 4, cuando en la rotonda de la salida de Sant Llorenç a Son Carrió la rotonda de la salida de Sant Llorenç a Son Carrió la riada empezó a arrastrar su coche, un Hyundai negro. Rápidamente llamó a su marido para contarle lo que estaba pasando pero la llamada se cortó abruptamente. La madre logró sacar a su hija del coche, que fue hallada en el agua y puesta a salvo por un ciclista alemán que estana por la zona, pero no logró sacar al pequeño.

Miércoles 10 de Octubre

Los efectivos de emergencia encontraron el miércoles a primera hora de la tarde el cuerpo sin vida de la madre en el interior del coche, cerca del cauce del torrente. No obstante, no hallaron al pequeño. A partir de ahí empezó la búsqueda, que se prolongó durante toda la noche por cientos de efectivos de la Guardia Civil y de la UME.

Jueves 11 de Octubre

Cientos de efectivos se vuelcan en la búsqueda del pequeño Arthur, que se convierte en el último desaparecido por las inundaciones. Por la tarde se encontraron una mochila en Son Carrió que la familia identificó como del menor, si bien eran de su hermana, que centró su búsqueda en la zona. La familia, mientras, agradece al ciclista alemán Daniel Thielk haber puesto a salvo a la pequeña Úrsula durante las inundaciones.

Viernes 12 de Octubre

Encontrar a Arthur se convierte en la prioridad del operativo de emergencias en la zona. Dos cientos efectivos de Guardia Civil y UME inspeccionan palmo a palmo el torrente de ses Planes en su tramo entre Son Carrió y s'Illot. Un grupo especializado se vuelca donde encontraron la mochila que resultará ser de su hermana con perros de rastreo.

Sábado 13 de Octubre

Cuarto día y 230 efectivos de emergencia siguen en la búsqueda del pequeño. Se pone en marcha la búsqueda por mar junto a la costa en la desembocadura del torrente en s'Illot. En Cala Morlanda se halla por la mañana la mochila del pequeño, que lleva a pensar que el pequeño podría haber sido arrastrado hasta el mar por la riada.

Domingo 14 de Octubre

Doscientos efectivos de Guardia Civil y UME y buzos del Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) peinan la primera línea de mar en la desembocadura del torrente. La familia planea una batida por le torrente para participar de forma activa en la búsqueda, el mal tiempo obliga a los servicios de emergencia a suspender la búsqueda en el mar.

Lunes 15 de Octubre

El clima permite seguir la búsqueda por mar, donde empiezan desde primera hora buzos y helicópteros y a los que se les suma por la tarde varias embarcaciones. A primera hora de la tarde un perro de rastreo de la Guardia Civil da esperanzas al operativo al marcar una acequia junto al torrente de ses Planes en Son Carrió. Una treintena de operarios empezaron a excavar primero con pico y pala y luego con un camión pluma. Sin embargo, al anochecer el 112 informaba de "ningún resultado positivo". No se halló nada.

Martes 16 de Octubre

Séptima jornada sin resultado. 300 efectivos trabajan en la búsqueda del pequeño por aire, mar y tierra. Colaboran con ellos físicos de la UIB y geólogos del Instituto Geológico y Minero de España. Los efectivos utilizaron mapas especializados de estos expertos, que marcan las zonas con más incidencia de las corrientes con el objetivo de precisar la búsqueda del menor. Una semana después de la riada, Arthur sigue desaparecido.

Miércoles 18 de Octubre

Mientras los equipos de rescate seguían rastreando el torrente, un particular ha hallado el cuerpo mientras realizaba tareas de limpieza entre el torrente de ses Planes y la rotonda de salida de Sant Llorenç hacia Son Carrió, donde la riada soprendió a su madre mientras viajaba en su vehículo. Guardia Civil y UME se han desplazado al lugar donde han confirmado la identidad del menor, que se convierte en la decimotercera víctima mortal de la catástrofe.