12 de octubre de 2018
12.10.2018
EN DIRECTO

La alerta roja llegó tarde

La delegada territorial de la Aemet en Balears afirma que se pueden mejorar los protocolos de comunicación

12.10.2018 | 00:20
La alerta roja llegó tarde
La alerta roja llegó tarde
La película de los hechos que condujeron a la peor catástrofe natural de la historia reciente de Mallorca cuenta con los siguientes protagonistas: una orografía que potencia los efectos de un episodio de gota fría de manual; las precipitaciones más intensas desde que los organismo oficiales tienen registros – peores, incluso, que las de 1989–, y unas estructuras urbanas incardinadas entre torrentes.

Lunes 8 de octubre
22:45 Alerta amarilla

Como sucede en toda película de catástrofes, el preludio al día D estuvo marcado por la calma más absoluta. El fin de semana del 6 y 7 de octubre las playas aún se llenan de bañistas deseosos de estirar el verano. (Como se verá después, las altas temperaturas a nivel del mar en esta época del año desempeñarán un papel clave en el episodio que ha de venir.) Con el inicio de semana, sin embargo, las previsiones empeoran.

El pasado lunes, poco menos de 24 horas antes que una ´torrentada´ engulliese parte de la comarca de Llevant, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Balears emitió un aviso de nivel amarillo para el día siguiente, con una probabilidad de entre el 4o y el 70 por ciento. Un tuit publicado a las 22.45 horas de la Aemet así lo atestigua. Este nivel de alerta se aplica cuando se prevén precipitaciones de más de 20 litros por metro cuadrado en el lapso de una hora.

Martes 9 de octubre
9:36 Alerta amarilla

Pasa la noche del 8 al 9 de octubre. Son las 9.36 de la mañana, cuando la Aemet corrobora el aviso del día anterior. Balears está en alerta amarilla. En esos momentos, nada hace pensar que la tormenta vaya a más.

"El día 9 por la mañana, todos los predictores de la Aemet indujeron a pensar que la tormenta iba a ser sólo de nivel amarillo", relata la delegada territorial de esta Agencia en Balears, María José Guerrero.

Martes 9 de octubre
16:00 Alerta amarilla


Sobre las cuatro de la tarde, empieza a llover, como recuerda María José Guerrero. A esas horas, sigue sin haber indicios de que, en breve, la comarca de Llevant sufrirá las peores lluvias desde que se tienen registros, superando con creces lo que sucedió en la riada de 1989. Hace casi tres décadas, ese episodio, que convirtió el centro de Manacor en un remedo de Venecia de interior, llegó a dejar un total de 160 litros por metro cuadrado en Sant Llorenç des Cardassar. La cifra quedará pequeña ante lo que ha de venir.

Martes 9 de octubre
18:53 Alerta naranja

La cortina de lluvia no baja el ritmo. El agua empieza a acumularse. La forma de la cuenca que abastece al torrente de ses Planes es ideal para favorecer esta acumulación. Se está gestando el clásico ejemplo de gota fría o, en su denominación más técnica, un modelo de ´depresión aislada en niveles altos´ (DANA): el aire caliente y húmedo de la superficie entra en colisión con un embolsamiento de aire frío en la atmósfera, y provoca la tromba de agua.

Lo explicará después a este diario Celso García, profesor de Geografía Física de la UIB. Él habla de que es una cuenca alargada con una "cabecera redonda", que es el Puig d´Alpare. Su altura, 487 metros. Desde luego, no es que sea el Everest, pero esa montaña, con su desnivel, favorece el traslado del agua. Un agua que corre a toda velocidad hacia el casco urbano. Y a toda velocidad no es una frase hecha. García ha calculado el "tiempo de concentración", es decir, el tiempo que tardaría una gota de agua en llegar a su ´salida´ (el núcleo de Sant Llorenç) después de precipitarse en el Puig d´Alpare. El resultado: un trayecto de entre 45 y 50 minutos.

"Este dato demuestra que el agua se concentró muy rápido", indica el experto en geografía física. Lo dicho, a toda velocidad. Como dato curioso, García revela que en la otra vertiente del Alpare, en la parte norte, hay otro barranco que conecta con el torrente de Carrossa. Éste también empezó a recibir agua. Pero no tuvo un efecto destructivo, porque, a su paso, no se encuentra con poblaciones.

Entre las cuatro y las seis y media de la tarde, a kilómetros de distancia, en la sede de la Aemet –en el Moll Vell de Palma– se suceden las comunicaciones internas y se intercambian opiniones. ¿La lluvia va a parar o seguirá? ¿Conviene activar la alerta naranja? La decisión final se tiene que tomar en la sede de Barcelona, que activa las alarmas en el caso de Balears. Finalmente, hay consenso. Hay que implementar la alerta naranja, aviso que se produce cuando hay precipitaciones de más de 40 litros por metro cuadrado.

Martes 9 de octubre
20.13 Alerta naranja


Sobre las ocho de la tarde, la Aemet constata que ya se han acumulado precipitaciones de unos 100 litros por metro cuadrado. Y la previsión es que no pare ahí. La lluvia irá a más.

A las 20.13 horas, se publica el anuncio en la página web de la Agencia Estatal de Meteorología y en Twitter. Se contacta además con los servicios de emergencia (Protección Civil, Salvamento Marítimo...) para informarles de la deriva de la situación.

A esas horas, las redes sociales comienzan a llenarse de vídeos que revelan la magnitud del desastre. Calles convertidas en una sucesión de rápidos, como si de un río se tratase, y coches flotando como tapones de corcho.
En uno de esos vehículos, iba Pedro Femenias. "El agua levantó nuestro coche y una ola nos arrastró. Nos llevó calle abajo, como un canal. Había dos coches más con gente. También los arrastró la corriente. Se hizo un tapón con todos los vehículos amontonados", relató, tras ponerse finalmente a salvo. Los coches desempeñan un triste papel en la riada. Dan apariencia de seguridad, pero en casos como éste son un peligro. "Confiamos mucho en los coches, pero, cuando les toca el agua de esta manera, se convierten en una barca. ¡Es una trampa mortal!", relataría con posterioridad el también profesor de Geografía Física de la UIB Miquel Grimalt, experto en ´geografía del riesgo´.

Martes 9 de octubre
22:01 Alerta roja

¡La escala de la gravedad de avisos meteorológicos acaba en este punto: la alerta roja. Se declara a las 22.01 horas. A esa hora, ya han caído más de 200 litros por metro cuadrado. Los pluviómetros marcarán cifras nunca vistas antes en la comarca. Números sin precedentes, al menos en los registros de la Aemet: 233 litros por metro cuadrado en la Colònia de Sant Pere (200, en 1990); 220 litros en Sant Llorenç des Cardassar (160 en 1989); entre 150 y 200 en Artà...

Miércoles 10 de octubre
8:51 Alerta amarilla


A primera hora de la mañana del 10 de octubre, se actualizan a la baja los avisos. Alerta amarilla en Mallorca y naranja en Eivissa. Y empezaban las preguntas. La principal, la que se hace todo el mundo, es la siguiente: ¿se podía haber previsto una tormenta de estas características?

"Es muy difícil avisar de una crecida de estas características, porque se creó en nada de tiempo", contesta el profesor de la UIB Celso García. Como no se puede desmontar el pueblo ni crear un cauce de dimensiones amazónicas, García recuerda que no queda otra que "convivir con el riesgo" y potenciar los sistemas de avisos.

Explica este experto que, hablando de la riada con un colega norteamericano, éste le contó que el servicio estatal de meteorología de su país siempre lanza avisos en caso de lluvias intensas, para que los vecinos no se acerquen ni aparquen en esas zonas sensibles. "Muchas veces se lanza ese aviso y no pasa nada. Pero más vale prevenir que curar", apunta.

Por su parte, Guerrero, cauta, dice que claro que se puede mejorar el sistema de alertas meteorológicas, pero recuerda a continuación que todas las administraciones tienen margen de hacerlo mejor. Ella señala que no sólo es importante que el sistema de predicciones sea "técnicamente bueno", sino que también hay que garantizar que esa información que proporcionan los modelos numéricos "llegue a todo el mundo". En este sentido reconoce que, en materia de comunicación hacia los ciudadanos, sí que se podría mejorar, sobre todo, cuando se producen cambios en las alertas en cortos espacios de tiempo.

En este caso, la catástrofe, a diferencia de lo que sucede en las películas, no acaba con final feliz. Ahora empieza lo dificultoso de verdad, intentar volver a una mínima normalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.