Las organizaciones juveniles Arrán, Endavant, Alerta Solidària, los sindicatos COS y SEPC y el partido de la CUP acordaron ayer "acatar" y "organizar una autodefensa" frente a la sentencia del caso Juana Rivas, condenada a cinco años de cárcel y seis años privada de ejercer la patria potestad sobre sus hijos, así como indemnizar a su exmarido con 30.000 euros.

Tanto Arrán Palma como Endavant Mallorca han manifestado su apoyo a la campaña de "solidaridad y desobediencia" pactada entre estas organizaciones de izquierda independentista.

Según el comunicado, estas agrupaciones han arremetido contra el sistema jurídico español, tachándolo de "régimen machista y de clase" y al poder jurídico de "corrupto que actúa al servicio del régimen". "Delante de una justicia fuerte contra los débiles, que deja en libertad a corruptos y que ampara a violadores y maltratadores, organizamos la autodefensa", sentenciaron.