20 de julio de 2018
20.07.2018

Un joven nada hasta un barco para que bajen la música en es Caló des Moro en Ibiza

Mikel R. Lejarza se levantó de la cama, se puso el bañador y nadó hasta un barco fondeado en es Caló des Moro que tenía la música a todo volumen y no le dejaba dormir

20.07.2018 | 18:17
Un joven nada hasta un barco para que bajen la música en es Caló des Moro en Ibiza

La historia es la misma cada verano. Los barcos fondean a pocos metros de la costa en es Caló des Moro, en Sant Antoni de Ibiza, y los vecinos no pegan ojo. Pero esta vez, un joven vecino de la zona, Mikel R. Lejarza, de 28 años, no se lo pensó dos veces y se lanzó al mar para pedir al armador de una embarcación, que le molestaba a él y a más vecinos, que bajara la música porque no podía dormir.

"Ayer sobre las doce de la noche un barco comenzó a poner música muy alta, había gente gritando y estaban muy cerca de la costa, a 50 metros como mucho", ha relatado Lejarza. "Estuvimos llamando a la Policía mi madre, otros vecinos y yo. La Policía Local nos derivó a la Guardia Civil y la Guardia Civil dijo que estaba haciendo gestiones con el Ayuntamiento, pero sé que ellos no tienen un barco que poder usar por la noche", ha explicado.

Desde las once de la noche, hora a la que se había acostado Mikel R. Lejarza, hasta las 2.15 no había podido dormir por el ruido. "La policía ni apareció en las dos horas que pasó esto", ha lamentado antes de añadir: "Al final, yo, desesperado porque a las ocho me levanto para ir a trabajar, me puse el bañador y me fui hasta el barco a las 2.15 de la madrugada". Este joven, que trabaja en una empresa náutica, nada desde pequeño y bucea a pulmón, por lo que no tuvo reparos en ir hasta allí a nado en mitad de la noche.

El joven nadó hasta la embarcación y se quedó a unos diez metros de ella, por precaución -ya que si el barco arranca el motor es peligroso- desde donde discutió con el armador del barco. "Le dije que bajara la música de malas maneras, porque, claro, si me tengo que ir hasta allí nadando para decirle que la baje que tengo que dormir...".

El armador aceptó la petición del joven y se fue por la bahía de Sant Antoni "con la música a tope", según Lejarza, hasta atracar en el Club Náutico de Sant Antoni.

A la mañana siguiente, este vecino buscó el yate en el Club Náutico de Sant Antoni y lo fotografió. Su nombre, afirma, es el 'Medusa Dubai'.


"Con este barco no me había pasado nunca", ha asegurado a la vez que ha explicado que el buque 'Harmonya', que ardió esta semana frente a es Caló des Moro, sí que se dedicaba habitualmente a hacer fiestas. "Pero ya no aguanté más y dije: este año voy y que bajen la música", ha relatado Lejarza.

"Creo que hay suficiente mar para irte de fiesta", ha denunciado Lejarza, quien ha lamentado a su vez que "la Policía no da soluciones". "Este año parece que llamas a la Policía y te ignoran. Ni aparecen. Con tener una lancha por la noche para ir y decirles que no se puede poner música, se asustarían y pararían la fiesta", ha asegurado Lejarza.

"Esto pasa todos los veranos, si no es este barco es otro, lo que pasa es que éste rozaba lo absurdo, porque tenía el volumen muy alto", ha afirmado el joven vecino de Sant Antoni.

"Si te levantas a las ocho de la mañana y son las dos de la mañana y tienes que esperar a que ese hombre baje la música y se vaya por voluntad propia, no duermes en toda la noche", ha concluido. Fue un acto de desesperación, ha admitido este joven.

El Ayuntamiento de Sant Antoni, al saber de los hechos, se ha puesto en contacto con Mikel R. Lejarza y le ha asegurado que iba a tomar cartas en el asunto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.