12 de julio de 2018
12.07.2018
EN DIRECTO

La reclusa que ya asume que es una delincuente

La expolítica admite su responsabilidad delictiva y tiene un talante participativo en la cárcel

11.07.2018 | 23:39

A Maria Antònia Munar no le ha quedado más remedio que afrontar que ya no es la política más influyente de Mallorca, sino que es una delincuente y que ha sido condenada hasta en seis ocasiones por causas de corrupción. Todos sus intentos para demostrar que era inocente fracasaron. La realidad es otra. Ha sido varias veces condena, hasta el año 2027 no habrá saldado todas las cuentas con la justicia y todavía faltan muchos tiempo hasta llegar a esta fecha. Y no le queda más remedio que pasar este tiempo en el módulo de mujeres de la prisión de Palma.

Después de dos juicios intentando demostrar que era inocente, al final decidió tirar la toalla. Por ello, en los últimos juicios aceptó que había delinquido y que lo había hecho a través del cargo político que había representado. Aunque ello le obligaba a pasar la humillación de confesar ante un jurado popular que había aceptado un soborno económico para amañar un concurso, como pasó en el segundo juicio del caso Can Domenge.

Una vez que ya ha afrontado todos los juicios que le quedaban pendiente, Munar se agarró a la esperanza de ir disfrutando cuanto antes de sus primeras salidas. Pero mientras se le reconocía este derecho, su actitud de ahora en prisión es muy distinta. De hecho, el tribunal que le permite salir por primera vez de la cárcel ha tenido muy en cuenta un informe de un técnico de prisión, que señala que "se aprecia un mayor reconocimiento de su responsabilidad delictiva". El auto del tribunal alude a la "buena y normalizada" conducta que mantiene la reclusa en el centro penitenciario. Su actitud es "bastante participativa", especialmente en actividades educativas y de tipo ocupacional que se organizan en la prisión de Palma. Su relación con los funcionarios es exquisita, como lo es también el trato que mantiene con un grupo reducido de internas. Muestra de ello, es que la propia cárcel le ha dado algunos premios por su disposición a colaborar.

Miquel Nadal


Una de las razones por las que Munar entendía que tenía derecho a disfrutar de permisos es que a Miquel Nadal, el vicepresidente del Consell que había sido condenado por los mismos delitos que ella, ya había disfrutado de varias salidas y estaba a punto de conseguir el tercer grado.

Sin embargo, el tribunal no compara los casos,pero sí tiene en cuenta no solo el cambio de actitud de Munar, sino que está afrontando el pago de las sanciones económicas que se le impusieron en las distintas sentencias. Cada mes paga 100 euros para afrontar la responsabilidad civil, pero sobre todo tiene embargado todo su patrimonio para hacer frente al dinero que tiene que pagar. De hecho, en breve se le ejecutará este patrimonio. Será vendido a través de una subasta pública.Por la suma de las nuevas circunstancias, aludidas por el abogado Gaspar Oliver, el tribunal ha decidido "otorgar a la interna un margen de confianza" para que disfrute de su primer permiso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.