29 de mayo de 2018
29.05.2018
Turismo

Límites al alquiler turístico en Muro, Marratxí, Llucmajor y Sóller

Siete núcleos de interior dejan de considerarse saturados con la zonificación definitiva del Consell de Mallorca - Mercedes Garrido asegura que el nuevo documento es "más restrictivo" que el que aprobó inicialmente la institución insular

30.05.2018 | 02:31
Protesta contra los pisos turísticos el mayo de 2017 en Palma.

Las claves

  1. En Muro sólo se podrán alquilar los unifamiliares
    A petición del Ayuntamiento de Muro, en todo el municipio sólo se podrán alquilar las viviendas unifamiliares. Playas de Muro se convierte en la única zona litoral no saturada con restricciones. En Casetes des Capellans se prohibe.
     
  2. S´Arenal  prohíbe los pisos turísticos  
    La zonificación incluye la propuesta del Ayuntamiento de Llucmajor de limitar el alquiler turístico en las viviendas plurifamiliares que sean vivienda habitual por sesenta días en s´Arenal de Llucmajor.
     
  3. Marratxí i Sóller también limitan
    En el centro histórico del puerto de Sóller sólo se podrá alquilar la vivienda habitual durante 60 días. En Marratxí, los unifamiliares se podrán alquilar todo el año, mientras que se limita a 60 días el alquiler en pisos.
     
  4. Siete núcleos de interior dejan de ser saturados
    Ruberts, s´Esgleieta, es Carritxó, Randa, Ariany, es Llombards y ses Coves (Deià) pasan a ser consideradas zonas no vulnerables, por lo que pueden comercializar todo tipo de viviendas durante los 365 días del año.

Habtur "El sector hotelero sigue indemne"

  • La patronal del alquiler turístico Habtur criticó ayer que la propuesta definitiva de zonificación del Consell de Mallorca "no haya tenido en cuenta al sector". Habtur cree que las modificaciones introducidas demuestran que "no se han escuchado las consideraciones de muchos ayuntamientos ni del sector". El presidente de Habtur, Joan Miralles, aseguró ayer mediante un comunicado que "queremos dejar claro que el peso del decrecimiento se está centrando en la pequeña oferta, mientras que el sector hotelero sigue indemne y sin ningún tipo de restricción". En cambio, desde Habtur sí creen positivo que se hayan flexibilizado las condiciones para el alquiler turístico en siete núcleos de interior, antes considerados saturados. Habtur rechaza las decisiones "más restrictivas" como las que afectan a  Muro, Marratxí, Llucmajor o Sóller.
A dos meses escasos de que acabe la moratoria establecida por la Ley de Turismo sobre las nuevas plazas de alquiler vacacional, la zonificación para delimitar la bolsa de 42.649 plazas– de éstas se calcula que un 70% serán para alquiler – que se encuentran pendientes de licencia ya ha dejado de ser un misterio y se encuentra desde ayer sobre la mesa de la Comisión Balear de Medio Ambiente. La propuesta definitiva que ha elaborado el departamento de Territorio e Infraestructuras del Consell de Mallorca que dirige la socialista Mercedes Garrido incorpora todas las propuestas hechas por "los cuatro ayuntamientos de la isla que emitieron informes más restrictivos" que la zonificación inicial del Consell, aseguró ayer la consellera insular, Mercedes Garrido. Son Muro, Llucmajor, Sóller y Marratxí. En total 26 municipios presentaron informes, mientras que entre particulares, empresas y entidades se entregaron 43 alegaciones.

Con el nuevo documento, la Playa de Muro pasa a ser la única zona turística no clasificada como núcleo maduro en la que el alquiler turístico estará prohibido en los pisos. Además, ses Casetes dels Capellans pasará a ser considerada zona de exclusión, por lo que el alquiler vacacional quedará allí prohibido en todas las tipologías de vivienda. De esta forma, el pintoresco núcleo costero se sumará a la única zona de exclusión que había marcado el Consell en la isla, la que circunda el aeropuerto de Son Sant Joan. En el resto del municipio de Muro solamente se permitirá alquilar en las viviendas unifamiliares. "Hasta ahora las zonas turísticas solamente tenían limitaciones si eran maduras", apunta Garrido.

En cuanto a los núcleos turísticamente maduros, donde sólo se permiten las estancias turísticas en viviendas durante sesenta días, siempre y cuando se trate de la vivienda habitual, la nueva zonificación establece que en s'Arenal de Llucmajor esta actividad se permita solamente en las viviendas unifamiliares. Se trata, para Garrido, de "una propuesta del Ayuntamento para adaptarse a la misma realidad que Palma", donde recientemente se ha prohibido totalmente el alquiler de pisos a turistas, ya que "el límite entre estos dos municipios en la costa no es físico, sino administrativo".

También a petición del consistorio municipal, Marratxí sólo permitirá el alquiler los 365 días en las viviendas unifamiliares, mientras que en los pisos se impone el límite de sesenta días. El núcleo de Marratxinet continuará siendo considerado vulnerable, lo que significa que la comercialización turística se podrá hacer en la vivienda habitual durante sesenta días.

Por lo que se refiere al Port de Sóller, también a propuesta municipal, en el centro histórico también queda limitado el alquiler turístico a los 60 días y en los casos en los que se trate de residencia habitual del propietario.

Más permisividad en el interior


Si bien la nueva zonificación fija nuevos límites en determinados municipios, también incluye más laxitud en siete núcleos de interior, que dejan de considerarse saturados, por lo que el alquiler vacacional será allí más permisivo de lo que en principio se estableció. Concretamente, deja de considerar saturados s'Esgleieta (Esporles), Ruberts (Sencelles), Es Carritxó (Felanitx) y Ses Coves (Deià), Ariany, es Llombards y Randa (Algaida). Todos ellos pasan a ser considerados no vulnerables, lo que significa que podrán alquilar viviendas unifamiliares y plurifamiliares los 365 días del año frente a la restricción de 60 días en la vivienda habitual que establecía el primer borrador en estas zonas.

Estos cambios responden a la modificación de algunos de los baremos, que fueron muy criticados por la oposición, por lo que en los núclos de menos de cien viviendas se ha eliminado el indicador que hacía referencia a las casas y pisos vacíos, lo que ha rehecho el cálculo final. También cambia la nomenclatura, ya que en los núcleos de interior se deja de utilizar el término saturado y se sustituye por vulnerable.

Por otro lado, los núcleos que no sufren cambios y continuarán considerándose vulnerables son Alcúdia, Banyalbufar y el Port des Canonge, Orient, Ullaró (Campanet); Deià, Llucalcari, Sa Cala y s'Empeltada (Deià); Estellencs, Fornalutx, Marratxinet, Pollença, El Vilà y La Font, en el mismo municipio; Santanyí, Ses Salines, Sóller, Biniaraix y l'Horta, en el mismo municipio de la Serra; Valldemossa, el Port de Valldemossa, s'Arxiduc y Son Ferrandell (Valldemossa). En todos estos municipios y núcleos se permite la comercialización de sesenta días en vivienda habitual, tanto en unifamiliares como en plurifamiliares.

La Comisión Balear de Medio Ambiente, que preside Antoni Alorda, tiene ahora un mes para emitir su informe.

El documento definitivo tendrá que aprobarse por el pleno del Consell de Mallorca antes del 31 de julio, fecha en que finaliza la moratoria de un año impuesta por la Ley de Turismo. Aunque el informe es vinculante, Garrido espera que no haya "discrepancias importantes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine