Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El abogado de Puigdemont se hace cargo de la liquidación de la empresa Drach

La Audiencia limita la retribución del letrado que se encarga de administrar el concurso - La promotora no ha podido cumplir el convenio

El abogado Jaume Alonso Cuevillas.

El abogado Jaume Alonso Cuevillas. efe

Jaume Alonso Cuevillas, el abogado que representa la defensa del fugado expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, es el actual responsable del proceso de liquidación de la principal sociedad del Grupo Drach, propiedad de Vicente Grande. Una empresa que en el mes de julio del año 2008 decidió presentar un concurso voluntario, en plena crisis del ladrillo, al no poder hacer frente a las deudas acumuladas que ascendían a unos mil millones de euros.

Se convirtió en ese momento en la primera gran empresa constructora de Balears que acudía a los tribunales en busca de una solución por los graves problemas económicos que atravesaba y que le impedía pagar las facturas que le reclamaban sus acreedores. Dos años después de la presentación del concurso, y tras múltiples reuniones con los acreedores, que aceptaron renunciar a una parte de la deuda, se aprobó un convenio. Drach se comprometía a pagar las deudas, siguiendo unos plazos marcados en dicho convenio, que le reclamaban los acreedores. Uno de los principales acreedores de la empresa de Vicente Grande es la Agencia Tributaria, que reclama más de 30 millones de euros.

Concurso de acreedores

Aunque los primeros plazos del acuerdo se fueron cumpliendo, finalmente la empresa que dirigía Vicente Grande, el expresidente del Real Mallorca, no pudo hacer frente al pago acordado con sus deudores. Ante esta situación, la empresa se vio obligada a solicitar de nuevo la reapertura del concurso. El día 20 de febrero de 2017 el juzgado acordó la reapertura del el concurso de acreedores de la sociedad Damocles, abriéndose en ese momento la fase de liquidación de la empresa.

Los dos abogados que habían participado en la negociación del convenio, en su condición de administradores del concurso, renunciaron a sus cargos.

Alegaban causas de incompatibilidad, que les impedía su rehabilitación como administradores. Ante esta situación se designó a otro abogado para que se encargara de la liquidación del grupo constructor. Se eligió al abogado catalán. Jaume Alonso Cuevillas presentó una demanda, en la que exigía que se aumentara su retribución como administrador, oponiéndose a la cifra que había marcado el juez de lo mercantil.

Un conflicto que ha sido resuelto ahora por la Audiencia de Palma, que limita el sueldo que va a recibir el conocido abogado. Una cifra que se concreta en 224.452 euros, que es menor a la que reclamaba el administrador judicial. Jaume Alonso Cuevillas es el responsable de la liquidación de esta empresa, que en estos momentos cuenta con 319 fincas que se reparten en once localidades distintas. La empresa se halla inmersa en estos momentos en trece procedimientos judiciales. La situación actual con respecto al momento en el que esta empresa del Grupo Drach presentó concurso voluntario, es mucho mejor. En el año 2008 el pasivo de la sociedad superaba los mil millones de euros. Se ha ido pagando parte de la deuda y su actual pasivo es de 22 millones de euros, según consta en la resolución de la Audiencia de Palma

Compartir el artículo

stats