A sólo un año de que se celebren las elecciones autonómicas, la mayoría de los partidos de Balears aún tiene en el aire quién será su candidato al Govern. La excepción es la actual presidenta balear y secretaria general del PSIB, Francina Armengol, a quien su cargo al frente del Ejecutivo balear la coloca directamente como candidata a la reelección, de acuerdo a las normas del partido. En el PP, si bien se da por hecho que su líder, Biel Company, es el cartel electoral lógico, la última palabra la tiene Madrid. Entre las filas populares de las islas se miran de reojo los movimientos de la delegada del Gobierno, María Salom, y sus posibles aspiraciones.

El resto de los partidos también tienen por despejar quién será su número uno en las autonómicas de 2019. El que antes lo hará será Més per Mallorca, inmerso en su proceso de primarias que celebrará el 9 de junio, con Miquel Ensenyat y Miquel EnsenyatFina Santiago disputando la candidatura al Govern. En Podemos, aún no se ha abierto el calendario para la elección de los candidatos y todo apunta que no se pondrá en marcha hasta después del verano. Juan Pedro Yllanes, juez en excedencia y diputado del Congreso, es el nombre que más suena como posible candidato al Govern por el partido morado. El Pi tampoco ha comenzado a hablar sobre el calendario para la confección de sus candidaturas, algo que en el partido se da por hecho que no se pondrá sobre la mesa hasta después del verano. También se da por hecho que repetirá cartel electoral con su líder, Jaume Font, aunque la decisión no está tomada. En Ciudadanos no se concretará la candidatura hasta enero del próximo año, según explicó su portavoz balear, Xavier Pericay, quien tiene claro que se presentará a las primarias para repetir como candidato al Govern.

Así, el PSIB afronta el último año de la legislatura con la tranquilidad de tener claro quién será su candidata al Govern. Las dudas en las filas socialistas, en lo que se refiere a las principales instituciones, se encuentran en los aspirantes al Consell de Mallorca y al Ayuntamiento de Palma, para lo cual aún no se ha abierto el calendario de elección. En principio, los mejores situados serían Mercedes Garrido para la institución insular y José Hila como secretarios generales del partido en Mallorca y Palma respectivamente.

En el PP la situación es más complicada. Oficialmente todos dan por hecho que Company será el candidato al Govern. Extraoficialmente no se ocultan las dudas respecto a que al final Salom no le pase por encima. La delegada del Gobierno exhibe desde hace meses un perfil alto en el que sus declaraciones presentan en la práctica una escenografía en la que es ella la que mide sus fuerzas con Armengol, más que el líder del principal partido de la oposición en el Parlament. Company, salvo en contadas ocasiones, deja en manos de la portavoz popular, Marga Prohens, el protagonismo del cara a cara con la presidenta del Govern en la Cámara balear.

En el PP es el comité electoral nacional del partido el que aprueba las candidaturas para las autonómicas y municipales de capitales y designa a los candidatos a las presidencias de los gobiernos autonómicos, consells y alcaldías de capitales. De acuerdo con sus normas, puede delegar estas competencias en los comités regionales "previa conformidad del presidente nacional". En cualquier caso la última palabra la tiene Génova.

Tras el verano

En Més per Mallorca la duda respecto a quién encabezará la lista electoral al Parlament se resolverá el 9 de junio, cuando los militantes voten entre el actual presidente del Consell, Miquel Ensenyat, y la consellera de Servicios Sociales, Fina Santiago. Este viernes el partido celebra una reunión para decidir si se plantean las primarias con un formato de lista abierta o formando tándems. Esta última opción supondría que Ensenyat y Santiago se presentarían conjuntamente y los militantes decidirían con sus votos cuál de ellos ocupará el primero y el segundo puesto de la candidatura.

Tras la cita del 9 de junio a los econacionalistas aún les quedará por elegir a sus candidatos al Consell y a Cort. Para la institución insular ya hay al menos dos aspirantes, Bel Busquets y Guillem Balboa. Para el ayuntamiento de Palma el actual alcalde, Antoni Noguera, tiene claro que desea repetir. Estas segundas primarias de Més, no obstante, no se celebrarán hasta después del verano.

En Podemos de Balears, las principales caras del partido en esta legislatura, Alberto Jarabo y Laura Camargo, descartan aspirar a ser el cartel electoral. Las miradas se dirigen hacia Juan Pedro Yllanes, quien sostiene que su posible candidatura en Balears no va más allá de "rumores", aunque reconoce que si se da esa situación no lo descartaría de entrada. Podemos no prevé abrir este proceso en las islas hasta después el verano.

Todavía más lejos se lo plantea Ciudadanos. Xavier Pericay asegura que hasta enero del próximo año no se decidirá el candidato al Govern, un puesto para el que tiene intención de repetir. El partido naranja aspira a dar un fuerte salto en las autonómicas de 2019, con una estrategia que pasa también por fichajes como el de Joan Mesquida, exdirector general de la Policía Nacional y la Guardia Civil, al que Cs le ha abierto las puertas tras darse de baja en el PSIB. Pericay, no obstante, cree que si Mesquida aceptara incorporarse a las filas naranjas no sería como cabeza de lista al Parlament sino en otros puestos.