El Consell de Mallorca aprobó ayer la gratuidad del Túnel de Sóller a partir del próximo día 29, una medida acordada con el respaldo del PSOE, Més, Podemos y El Pi, frente al voto en contra del PP y de Ciudadanos.

El rescate que la institución insular pretende pagar finalmente a la concesionaria de estas instalaciones es de 16,2 millones de euros (el abono se hará efectivo el próximo miércoles), ya que al haberse retrasado cuatro meses la implantación de esta medida, se ha reducido la cuantía estimada inicialmente, de 17,4 millones.

Desde el equipo de Gobierno se justificó el rescate de la concesión recordando los sobrecostes que los habitantes de la Vall de Sóller deben de afrontar en aspectos como el suministro de alimentos, al tener que pagar los camiones la correspondiente tarifa. En este aspecto, se comparó esta situación con la penalización económica que Balears padece a causa de la insularidad.

Desde Ciudadanos se expresó su deseo de que el túnel sea gratuito, pero no a cambio de abonar más de 16 millones de euros, al considerar que existen otras prioridades a las que destinar este dinero.

También los populares utilizaron ese mismo argumento, y defendieron que es preferible esperar a que la concesión concluya. Además, se apuntó el riesgo de que finalmente los Tribunales obliguen a pagar una indemnización mucho mayor ante el previsible recurso de la empresa concesionaria.