24 de julio de 2017
24.07.2017
Fraude

Hacienda investiga una doble contabilidad en el matadero

La Agencia Tributaria interviene facturas emitidas por la empresa adjudicataria Escorxador i Serveis Càrnics Palma S.L - Según la investigación, se habría ocultado parte de la facturación real

24.07.2017 | 02:45
El matadero de Palma estuvo a punto de cerrar en 2013 a consecuencia de la crisis de CarnIlla, la empresa pública que gestionaba las instalaciones.
Hacienda investiga la existencia de una supuesta doble contabilidad en el Matadero de Palma, después de haber intervenido numerosas facturas emitidas por la empresa adjudicataria Escorxador i Serveis Càrnics de Palma. La investigación de la Agencia Tributaria estudia si el empresario adjudicatario, Joan Pocoví, ocultó parte de la facturación real de la instalación cárnica, minimizando los beneficios obtenidos en la instalación por la que lleva desde 2013 recibiendo una subvención del Ayuntamiento de Palma.

Desde principios de 2017, el fisco rastrea la actividad económica del matadero. Con las primeras pesquisas, en las se que requisó numerosa documentación de las instalaciones, ubicadas en el complejo de Mercapalma, Hacienda detectó la existencia de facturas emitidas dos veces a las mismas empresas cárnicas, clientes del matadero, en fechas coincidentes pero de distinta cuantía.

En algunos de los casos detectados por los inspectores de Hacienda, el precio de la factura oficial representa, apenas una cuarta parte de la facturación real reflejada en la supuesta contabilidad b del Matadero. En las facturas declaradas ante el fisco, el empresario adjudicatario habría ocultado parte de los trabajos de sacrificio y procesamiento de los animales que entraban y que llevaba a cabo, según fuentes de la investigación.

Pérdidas infladas

Algunas de las empresas que acudían como clientes al matadero accedían a falsear las facturas oficiales con el objeto de defraudar parte de sus beneficios a Hacienda. De la misma forma, el empresario declaraba pérdidas por la actividad del matadero mucho mayores de la que tendrían lugar con la facturación real detectada. Siempre según las primeras pesquisas de la Agencia Tributaria.

Pocoví, uno de los principales empresarios del sector ganadero en Mallorca, tiene a través de la sociedad Escorxador i Serveis Càrnics de Palma S.L la adjudicación del Matadero de Palma desde 2013, cuando la quiebra de la empresa pública CarnIlla que lo gestionaba, puso en peligro la continuidad de la actividad de las instalaciones. El entonces conseller de Agricultura y Medio Ambiente y actual presidente del PP balear, Biel Company, intervino para que el Ayuntamiento de Palma, en aquel momento liderado por el alcalde popular Mateu Isern, salvara el matadero sacando a concurso la gestión de las instalaciones, con un pliego de condiciones que únicamente pudo cumplir y presentarse el empresario ganadero.

Para su mantenimiento, el Ayuntamiento de Palma mantiene una subvención a cinco años, financiada en un 45% por el Govern, a través de la conselleria de Medio Ambiente y Agricultura, para sufragar las pérdidas del matadero. Con la facturación declarada, la empresa ha recibido en los últimos cuatro ejercicios más de medio millón de euros del Ayuntamiento por un déficit de actividad que el fisco sospecha que en realidad es mucho menor.

Subvencionado por Cort

La concesión se firmó a cinco años y es a finales de este cuando acaba el contrato con la empresa adjudicataria. Para entonces, ni Govern ni Ayuntamiento de Palma han informado todavía sobre el futuro de las instalaciones ni de si el actual adjudicatario las seguirá gestionando en el futuro.

Además del Matadero de Palma, hay en Mallorca otros tres, el de Inca, el de Manacor y el de Felanitx. Sin embargo, por el nivel de actividad y por exigencias del sector, las administraciones públicas siempre han apostado por el mantenimiento de las instalaciones ubicadas en Palma.

Cabe recordar que Joan Pocoví, uno de los principales empresarios de la industria alimentaria de las islas con varias empresas en el sector cárnico, fue el empresario que sufragó las comidas en los denominados 'saraos' en Cabrera del exconseller y líder del PP, Biel Company, y del también exconseller Rafel Bosch, revelados por Diario de Mallorca la pasada legislatura, y por las que este segundo acabó pidiendo disculpas.

La relación entre Pocoví y Company y la adjudicación del matadero fue aireada por el entorno del expresidente José Ramón Bauzá durante la campaña de las primarias del PP que enfrentó al ahora senador y el exconseller. Digitales nacionales llegaron a informar de que Fiscalía investigaba al ahora presidente del PP por la adjudicación del matadero al empresario, extremo que negó el Ministerio Público. Company atribuyó al "juego sucio" las publicaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine