Baleares matriculó un total de 139 embarcaciones de recreo en el primer trimestre del año 2017, lo que supone un crecimiento del 63,53 por ciento en comparación con los tres primeros meses del pasado 2016. De este modo, el archipiélago balear es la región con mayor crecimiento de matriculaciones del país y se mantiene en tercer lugar con una cuota de mercado del 16,91 por ciento del total.