Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Evaluación continua

March ejerce de conseller no oficial de Cultura

Los isleños estamos acostumbrados a las situaciones marcianas que generan los repartos de conselleries y las cuotas de poder de los...

Combate a muerte en el campus.

Combate a muerte en el campus. Antoni costa

Los isleños estamos acostumbrados a las situaciones marcianas que generan los repartos de conselleries y las cuotas de poder de los pactes de progrés por el canvi de la gent. Las precarias estructuras bailan a la primera (o segunda) crisis y en este último episodio quien ha salvado los platos ha sido el independiente: el conseller Martí March tuvo que salir escopeteado el domingo a Bolonia, a la Feria del Libro Infantil y Juvenil, para ejercer de representante institucional del Govern en sustitución de la decapitada Ruth Mateu (quien por ciento aún figura en la web de la conselleria de Cultura como máxima responsable) y de la presidenta Armengol, que tenía un poco de lío en casa que arreglar. Y para Bolonia que se fue March, pese a que oficialmente todos los asuntos de Mateu (incluyendo Cultura y Política Lingüística) los ha heredado de momento el conseller de Agri-cultura, Vicenç Vidal. ¿Por qué? Porque es de MÉS.

Críticas al 'ocultismo' de la UIB

En el Consell de Govern del pasado jueves en la UIB se impartió una lección magistral: Cómo echar balones fuera. No gustó a la cúpula que este diario publicara el informe sobre los "decepcionantes" resultados obtenidos por la UIB en la convocatoria de Campus de Excelencia (sello que, pese a la mediocre evaluación, la Universitat mantiene). Varios miembros de este órgano universitario pidieron explicaciones: no tanto por el contenido del informe sino por no haber sido informados de su existencia y tener que enterarse por la prensa. Y algo que los niños que acaban de romper un cristal tienen claro es que cuando te acorralan y te echan algo en cara (como la falta de transparencia), la estrategia a seguir es la bomba de humo, la búsqueda de culpables alternativos y de retorcidos planteamientos, en este caso apoyándose en fatídicas coincidencias, como que la fecha de publicación del informe (el 30 de marzo) perseguía coincidir con la más triste efeméride de la Universitat.

Retraso en la mudanza de Educación

A finales del año pasado la conselleria de Educación anunció su traslado a la sede de Sa Nostra en Son Fuster. El plan: comenzar la mudanza a finales de enero y después de Semana Santa tener ya todos los servicios y departamentos en la nueva ubicación. La dirección general de Personal Docente (que tiene unas oposiciones que organizar) y los departamentos situados en la sede de Geranios eran la prioridad. Pero, como siempre en las obras y en las mudanzas, el asunto va con retraso. Entre los técnicos ya circula el rumor de que finalmente el contrato de alquiler de Alfons el Magnànim se ha prorrogado hasta junio (los hay que lo ven aún peor y creen que no se moverán del sitio hasta septiembre).

Sorteo para los tribunales

Hoy a las diez más de un centenar de profesores pueden llevarse una sorpresa no muy agradable: tiene lugar el sorteo para elegir a los tribunales de las oposiciones. Por cierto, los interinos con experiencia siguen con interés a sus colegas de Asturias, donde los más veteranos exigen acceso directo a la Administración.

Compartir el artículo

stats