Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La 'Xylella' contra los almendros

Mallorca ha perdido el 74% del cultivo de almendros en los últimos 10 años

En 2006 se contabilizaban 57.289 hectáreas con este emblemático fruto seco, en 2016 solo hay en producción 15.528 - La baja rentabilidad dejó envejecer unos árboles que han sido presa fácil para el hongo de la madera y ahora la 'Xylella'

La baja rentabilidad de la almendra provocó que no se sustituyeran los almendros viejos.

La baja rentabilidad de la almendra provocó que no se sustituyeran los almendros viejos. B.Ramon

El emblemático almendro mallorquín vive sus horas más bajas. La escasa rentabilidad del precio de la almendra ha propiciado que este cultivo se abandone y poco a poco los árboles han dejado de producir y muchos han muerto presa de las plagas y la sequía. Por este motivo, en la última década, el cultivo de la almendra en Mallorca ha retrocedido en más de 41.000 hectáreas, lo que significa que se han abandonado el 74% de los campos que producían este emblemático fruto seco en la isla.

Entre los años 2004 y 2006, según las estadísticas del Servei de Millora Agraria (SEMILLA) de la conselleria de Medio Ambiente y Agricultura, se contabilizaban 57.289 hectáreas de almendros en producción. En la actualidad solo se contabilizan 15.528 hectáreas de estos árboles a pleno rendimiento.

Andreu Juan, Jefe de Servicio de Agricultura de la Conselleria, explica a este periódico que "el gran declive se produjo entre los años 2005 y 2007 a raíz del bajo precio del mercado. Todo ello unido a que la mayoría de almendros supera los 70 años y su vida útil ha concluido". Juan recordó que durante la primera ecotasa se sacó una línea de ayudas para reposición de almendros y tuvo bastante éxito. "Es lo que se tendría que hacer a partir de ahora, ya que muchos de los almendros que tenemos en la actualidad fueron sembrados a raíz de la aparición de la filoxera que devastó el cultivo de viña. Ésta se sustituyó por almendros y la vida útil de los árboles ha concluido". El técnico del Govern es partidario de habilitar líneas de subvenciones para sustituir a los almendros viejos, que cuentan con escasa capacidad de producción, por otros jóvenes.

Las estadísticas de la conselleria de Agricultura de 2015 hablan de casi 9.000 hectáreas de almendras que no se recolectan o solo están destinadas a consumo de sus propietarios. Son unos cultivos que han desaparecido de los datos oficiales de la Unión Europea por su escasa producción y rentabilidad.

Entre los años 2010 y 2011 ya se empieza a notar la desaparición masiva de los cultivos de almendros en Mallorca. En ese periodo, según los datos estadísticos del Govern, ya habían desaparecido casi la mitad de los almendros en producción. En concreto, hace ahora siete años ya se contabilizaban solo 24.300 hectáreas de almendros en producción.

El abandono del cultivo conlleva dejar de cuidar los árboles y, según los técnicos, se convierten en especies muy apetecibles para todo tipo de plagas. A partir de 2012 y 2013 se detectó una enfermedad que ha acabado con muchos almendros en la isla. Se trata del hongo de la madera que se apodera de la savia y poco a poco va secando las ramas y las hojas hasta provocar su muerte. A todo ello hay que unir la fuerte sequía que ha azotado Balears en los últimos años, que ha debilitado de forma especial a los almendros abandonados.

La 'Xylella' contra los almendros

Curiosamente, según los técnicos del Govern, todos los ejemplares de almendros que han dado positivo por la Xylella fastidiosahasta el momento (44 almendros en 106 positivos totales) tienen un denominador común: también padecen el llamado hongo de la madera y sufren claros síntomas de la sequía a raíz de la falta de lluvia que ha sufrido la isla en los últimos años. No obstante, los técnicos desvinculan la Xylella de los miles de almendros muertos, especialmente en la zona sur y el Llevant de Mallorca. Aseguran que básicamente perecieron por el hongo de la madera, la avanzada edad y la fuerte sequía que ha azotado a los cultivos de secano.

Antoni Garcies, presidente de la Cooperativa de Camp Mallorquí, entidad que gestiona gran parte de la producción de almendra de Mallorca, indicó que el abandono del cultivo del almendro no es un hecho puntual: "El sector agrario está sufriendo un abandono general en todos sus apartados. En el caso de los almendros es significativo, ya que muchos de los campos de almendros han sufrido una disminución del cuidado profesional por su poca rentabilidad. El factor precio es fundamental y obliga a los propietarios a cuidar las fincas para tener buena producción". Garcies también apuntó que la muerte masiva de almendros desde hace un par de años, especialmente en la zona del Llevant de Mallorca, "no tiene nada que ver con la Xylella".

El presidente de la Cooperativa Camp Mallorquí recuerda que se hicieron varios análisis a almendros muertos en esa época y ninguno de ellos dio positivo por la mortífera bacteria, el problema era el hongo de la madera y la sequía. Asimismo, Garcies señaló que esta cantidad de hectáreas de almendros que han dejado de producir no quiere decir que hayan desaparecido del todo. Son las que no están registradas en la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea.

La desaparición de los almendros en Mallorca genera un problema paisajístico de mucho calado. La imagen típica de estos árboles en flor es un reclamo turístico de primer nivel que durante décadas se ha utilizado para atraer a millones de turistas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats