Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enlaces matrimoniales

Baleares es la segunda comunidad de España con menos bodas católicas

El INE revela que de las 1.781 uniones celebradas en el primer semestre de 2016, solo 218 (12,2%) fueron por la Iglesia - El Bisbat dice que hay más de las contabilizadas, pero admite que influye su impedimento a las segundas nupcias - Solo está por debajo de las islas Cataluña, con el 11%; el resto están entre el 24% y el 50%

Boda en Mallorca

Boda en Mallorca Francisco Fonteyne

En 1990, más del 50% de los matrimonios que se celebraban en Balears pasaban por la Iglesia católica para oficializar su unión. En la actualidad, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), solo el 12% de los enlaces son por el rito católico. Esta cifra sitúa a las islas como la segunda comunidad autónoma de España con el porcentaje de bodas católicas más baja, solo superada por Cataluña que está en torno al 11%. De los 1.781 matrimonios que se celebraron en Balears durante el primer semestre de 2016, únicamente 218 pasaron por el altar, 1.512 fueron exclusivamente por lo civil y cinco por otras religiones.

Las cifras siguen la tendencia de los últimos años, donde se aprecia que los residentes en las islas, poco a poco, van abandonando a la religión que por antonomasia está implantada desde hace siglos en nuestro territorio y apuestan por las ceremonias civiles, habitualmente en su ayuntamiento.

Balears, junto a Cataluña, es la Comunidad con un porcentaje más bajo de bodas por la Iglesia. El 12,2% de las islas está muy lejos de la media nacional cifrada en un 22,2% de matrimonios canónigos del total de enlaces. Barcelona y Girona no llegan al 11%. El País Vasco y algunas provincias gallegas, como es el caso de Pontevedra, están en el entorno de Balears con el 12%. En cambio, las regiones del centro y el sur de España rozan el 50%. Este es el caso de Ciudad Real (46,95), Jaen (50,8%) o Badajoz con el 42,2%. Madrid está con el 24,4% de enlaces canónigos del total y Valencia y Alicante solo llegan al 17,9%. El resto de comunidades están por encima de la media nacional.

Si analizamos los años anteriores, nos encontramos como en 2015 solo fueron un 17,2% de los enlaces matrimoniales que pasaron por el altar de algún templo católico isleño. Ello quiere decir que de los 4.496 matrimonios celebrados en Balears, únicamente 774 fueron canónigos, el 82,5% de las parejas de Baleares optaron por formalizar su enlace por la vía civil.

El Bisbat de Mallorca

Josep Adrover, vicecanciller de la Diócesis de Mallorca y juez diocesano, explicó alguna de las causas de este descenso estadístico en las cifras de las bodas en las islas. "En primer lugar -indicó- hay que tener en cuenta que solo se contabilizan como católicos los que al mismo tiempo también se formalizan como civiles. Tenemos muchos casos de parejas que primero se han casado por lo civil y, al cabo de unos años, deciden hacerlo por la Iglesia. A estos el INE no los contempla y no salen en las estadísticas". Adrover indicó también que hay muchas parejas que querrían casarse por el rito católico, pero se lo impide el hecho de que uno de los cónyuges ya hubiera estado casado, son los llamados matrimonios en segundas nupcias.

Otro de los supuestos para este descenso de enlaces católicos que relató Adrover es que las parejas de extranjeros se casan por lo civil en sus países de origen o en los consulados y después lo hacen en Mallorca por la Iglesia. Estos casos tampoco son contabilizados por las estadísticas como matrimonios católicos. Desde el Bisbat de Mallorca tienen contabilizados muchos casos de inmigrantes sudamericanos que se han casado por la vía civil en su ciudad natal y después se casan en Mallorca por el rito católico.

Segundas nupcias

De todas formas, uno de los aspectos que destacó el representante de la Diócesis son las enormes dificultades que representa casarse por la Iglesia en segundas nupcias: "Los procesos de nulidad de matrimonios canónigos son largos y costosos y ello provoca que muchas parejas no inicien el proceso. De todas formas, desde las reformas que introdujo el Papa Francisco se están agilizando los trámites y los tribunales eclesiásticos de Mallorca podemos anular matrimonios".

Estas reformas de las que hablaba Josep Adrover se introdujeron en 2016, por lo que sus efectos, en cuanto al incremento de nulidades matrimoniales canónigas, se verán en los próximos años. De todas formas, ya se ha experimentado un repunte en las nulidades de bodas católicas en la isla. Durante el año 2015 se dictaron 11 sentencias para anular enlaces católicos, nueve de ellas fueron favorables a disolver la unión y las dos restantes fueron los propios afectados los que renunciaron al proceso de nulidad presentado ante el Tribunal Diocesano. En muchos casos, debido al farragoso proceso que debe pasar por hasta seis jueces, hay muchas parejas que desisten de poner en marcha la anulación de su boda católica. Ahora, con las reformas del Papa Francisco, se espera que sea más fácil poder anular boda católicas.

Las causas de nulidad

Para anular una boda por la Iglesia existen hasta 20 causas posibles. Las más comunes son las de declarar el llamado "vicio de consentimiento" que indica que la unión no fue sincera y se disuelve. Asimismo, se puede alegar falta de conocimiento y también en muchos casos se apela a la inmadurez de los cónyuges para conseguir que los jueces eclesiásticos accedan a anular el matrimonio.

Las cifras del Bisbat de Mallorca sobre las bodas oficiadas en sus templos durante el 2015 son casi idénticas a las del INE. En este sentido, el Bisbat de Mallorca declara 737 matrimonios en 2015, de los cuales 672 fueron entre católicos y 65 entre un cónyuge católico y un no católico.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística habla de que hace dos años se oficiaron 774 uniones canónigas. No obstante, el porcentaje sigue siendo muy bajo con respecto a hace tres décadas, ya que el total de enlaces fueron de casi 4.500.

Si analizamos las cifras de años anteriores, observamos que la tendencia es similar en los últimos años. En 2014 se celebraron en las islas 4.104 matrimonios, de los que unicamente 836 fueron canónigos o eclesiásticos. Ello supone solo un 20,3%. En 2013, el porcentaje es incluso más bajo. De los 3942 matrimonios declarados en Balears, solo 749 se celebraron por el rito católico. Estas cifras suponen tan solo un 19% de enlaces católicos. En 2013 el total de enlaces en las islas fueron 3.925 y solo 823 (20,9%) por la Iglesia. El resto, casi un 80% fueron bodas únicamente por lo civil.

Pérdida de creencia religiosa

El sociólogo Antoni Tarabini asegura que una de las principales causas de la bajada importante experimentada en las bodas canónigas es por la pérdida de las creencias religiosas, especialmente de los jóvenes. "Las cifras son claras, hay una clara tendencia a que la religión desaparezca de la vida de las personas. En las islas tenemos un 63% de la población que se declara creyente, pero solo un 33% de ellos tiene una edad comprendida entre los 16 y 29 años".

Otro dato revelador que aporta Tarabini es el hecho de que el 99% de la sociedad mallorquina está del todo a favor del divorcio, práctica que no permite la Iglesia católica. "La sociedad isleña ha experimentado un importante cambio, ya no es como antaño donde las costumbre emanadas de la religión tenían un peso tan importante. El turismo y la economía pueden ser uno de los factores que han impulsado este cambio".

Por otra parte, El sociólogo de la Fundació Gadeso también destaca el hecho de hay un gran número de parejas que primero viven juntos y años después dan el paso de casarse. Esta fórmula era impensable hace 30 ó 40 años en Mallorca, principalmente por los valores y costumbres relacionados con la religión católica.

Por último, la inmigración de países no católicos y las dificultades económicas de la crisis han hecho decrecer el número de matrimonios. La falta de dinero y un trabajo estable ha impedido a muchas parejas poder formar un hogar e independizarse de sus familias.

Compartir el artículo

stats