Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Traslado

La mudanza de Educación costará 90.000 euros: se trasladan 350 personas y 3 toneladas de archivos

La mudanza a la sede de Sa Nostra en Son Fuster comenzará a finales de enero - La Oficina de Escolarización de Palma también irá allí, donde habrá "ventanilla única" para atender a las familias en un mismo espacio

Sede de Sa Nostra en el polígono Son Fuster de Palma.

Sede de Sa Nostra en el polígono Son Fuster de Palma.

El traslado de las dependencias de la conselleria de Educación a la sede de Sa Nostra en Son Fuster comenzará, si todo va bien, a finales de este mes. La mudanza costará un máximo de 90.000 euros (el Govern ya ha publicado la oferta de licitación para que se presenten empresas interesadas), durará 15 días y supondrá el traslado de 350 trabajadores y tres toneladas de documentos del archivo, más el mobiliario y el equipamiento de la Conselleria.

El objetivo final es que en Semana Santa, a mediados de abril, haya concluido todo el proceso de traslado. Desde la Secretaría General de Educación se ha planificado la mudanza teniendo bien claro desde el principio que no podía coincidir con el principio ni con el final de curso. Según el anuncio de licitación hecho para adjudicar el servicio de mudanza, el traslado en sí se haría en quince días.

Atención al público unificada

Para Educación la prioridad es adecuar en primer lugar la planta baja de la torre A de la sede de Sa Nostra-BMN, donde se habilitarán todos los servicios de atención a las familias y al resto de miembros de la comunidad educativa.

El objetivo es crear por primera vez una "ventanilla única" que permita atender a los padres en un mismo oficio. Eso incluye también el servicio de Escolarización, que hasta ahora atendía al público en unas oficinas propiedad del Govern y ubicadas en la calle de Salvà de Palma, que se desmantelarán. En caso de que haya cualquier problema o retraso en el traslado, Educación mantendrá abiertas estas oficinas.

Junto a Escolarización, en la planta baja se han reservado espacios para el registro, el Institut de Convivència i Éxit Escolar, el servicio de orientación y algunos despachos de inspectores.

La idea de unir todos estos departamentos de atención a los miembros de la comunidad educativa busca simplificar y facilitar trámites. Así por ejemplo, si una familia debe tratar un tema con un inspector y después solicitar un cambio de centro, podrá hacerlo en un mismo espacio.

Uno de los sótanos albergará toda la documentación de archivo de la conselleria de Educación, que por primera vez contará con un archivo centralizado. Se ubicarán allí más de tres toneladas de documentos.

Las dirección general de Personal Docente y la de Planificación, Ordenación y Centros son las otras dos prioridades para la Conselleria. En el caso de Personal Docente, que se ubicará en la primera planta, desde Educación no pierden de vista que este año hay oposiciones (por primera vez desde 2011) y se convocan 400 plazas, con lo que tendrán un pico de trabajo importante y deberán atender a cientos de aspirantes interesados.

Planificación, Ordenación y Centros se ubicarán en la planta cuarta, junto a Política Universitaria y el Institut d'Avaluació de la Qualitat del Sistema Educatiu. Formación Profesional e Innovación Educativa irán al segundo piso.

Secretaría y Gabinete: lo último

Estas plantas en las que se ubicarán las direcciones generales son las que están mejores condiciones. La tercera planta, en la que estará la Secretaría General Técnica, y la quinta, donde se ubicará el despacho del conseller, Martí March, y su gabinete, son las que necesitan más trabajo de adecuación y previsiblemente serán las últimas que se ocupen. Eso sí, esta planta tiene una ventaja: la amplia terraza.

El contrato redactado desde Hacienda y Administraciones Públicos establece una vigencia desde el 1 de enero de 2017 hasta el 1 de enero de 2037. En total, el Govern alquila 7.367 metros cuadrados de la Torre A (Alexandre Rosselló i Pastor) de las dos torres idénticas que tiene BMN-Sa Nostra en el número 16 de la calle Ter, en el polígono de Son Fuster de, más 75 plazas de aparcamiento. El Ejecutivo autonómico está estudiando ya las cuestiones de conectividad del inmueble, para contar con fibra óptica.

BMN-Sa Nostra puede dejar su logotipo en la azotea o cubierta del edificio, al considerar que ése es un espacio que no forma parte de lo arrendado. La entidad financiera se compromete además a presentar al Govern, "a efectos de información", una propuesta de imagen corporativa propia y en exclusiva de la conselleria de Educación y Universidad para identificar la Torre A arrendada.

Estas dos torres fueron inauguradas en 1994 por los hoy Reyes eméritos y están unidas por el vestíbulo. Llegaron a trabajar en ellas más de 350 empleados de la entidad financiera.

Compartir el artículo

stats