22 de diciembre de 2016
22.12.2016
Tribunales

El Obispado denuncia que las monjas de Sant Jeroni han sido utilizadas

La congregación religiosa exige que se anule la inmatriculación del convento de Palma y reclama su propiedad

21.12.2016 | 22:30
El Obispado denuncia que las monjas de Sant Jeroni han sido utilizadas

Las claves

  1. Conflicto: Las monjas afirman que el convento les pertenece
    Las religiosas de Sant Jeroni aseguran que el convento de Palma les pertenece y piden que se declare nulo el registro que impuso el Obispado de Mallorca. La Diócesis asegura que las religiosas no han podido demostrar la titularidad de dicha propiedad.
     
  2. Documento: La Iglesia presenta un documento de hace 150 años
    Para demostrar la titularidad de todos los inmuebles religiosos, la Iglesia presentó un inventario de bienes del año 1865.
     
  3. Continuidad: La Diócesis dice que no ha vendido ninguna propiedad
    La Iglesia de Mallorca asegura que no pretende ningún negocio inmobiliario con este convento y pretende que continúe la convivencia religiosa en estas instalaciones de Palma

El conflicto que mantienen las monjas de Las Jerónimas y el Obispado de Mallorca sobre la titularidad del convento de Palma se trasladó ayer a los juzgados. Las religiosas exigen al juez que declare la nulidad de la titularidad del monasterio de Santa Isabel, cuya inscripción fue registrada hace dos años por el Obispado de Mallorca, que mantiene que la propiedad de este inmueble religioso le pertenece. La Iglesia de Mallorca, representada en el pleito por el abogado Raimundo Zaforteza, mantiene que las monjas, que abandonaron el convento de Palma hace dos años, se han dejado manejar por los intereses de los especuladores, que tienen interés en que el edificio se venda para obtener dinero. "Las monjas de Las Jerónimas han cogido gusto a la venta de los conventos", señaló el abogado, que recordó que no es la primera vez que esta congregación ha vendido alguna propiedad para transformarla en un hotel de lujo.

Como testigo declaró el sacerdote Josep Adrover, antiguo canciller de la Diócesis de Mallorca, que se encargó de inmatricular en el registro de la propiedad todos los inmuebles que pertenecían a la Iglesia. El testigo explicó que nadie discutió que los 60 bienes que se inscribieron a nombre del Obispado eran propiedad de la Diócesis, salvo las monjas, que decían que el convento de Las Jerónimas les pertenecía. El antiguo canciller recordó que la superiora de las monjas le visitó para exigirle que le entregara un certificado de propiedad, puesto que pretendía inscribir el convento a nombre de la congregación. Adrover se negó porque no le constaba que el convento fuera de las monjas. "A mí me constaba lo contrario". Mientras se discutía el conflicto, la Iglesia de Mallorca proclamó la propiedad del convento, presentando un documento que databa del año 1865, que consistía en un inventario de bienes. La Diócesis interpretó que este documento demostraba la titularidad de los inmuebles religiosos de Mallorca, incluido el convento de Las Jerónimas. El testigo insistió en que se ha intentado alcanzar un acuerdo con las religiosas para evitar llegar a juicio, pero no se había conseguido.

El religioso explicó que la intención de la Diócesis de Mallorca ha sido siempre la de mantener la actividad de estos conventos. En el caso de Las Jerónimas, fueron las monjas, debido a su avanzada edad, las que decidieron irse al convento de Inca. El obispo intentó, según Adrover, buscar otra congregación para que ocupara el convento, pero no lo logró. El testigo insistió en que no le consta que la Iglesia haya intentado nunca vender un solo inmueble religioso en Mallorca.

Ambas partes enfrentadas renunciaron a la declaración del anterior obispo, Javier Salinas, que había propuesto contestar por escrito.

La abogada de las monjas, Pilar Rosselló, acusó al obispo de haber engañado a las religiosas y de haber inmatriculado este inmueble "con mala fe". Recordó que el registro del catastro estaba a nombre de las monjas y detalló que otras tres congregaciones de Mallorca sí han podido inscribir a su nombre sus respectivos conventos, sin que la Diócesis se haya opuesto.

El abogado Raimundo Zaforteza acusó a las monjas de no haber demostrado nunca que la propiedad de este convento de Palma les perteneciera y recordó que existe una ley que data de hace 150 años, que demuestra que los bienes religiosos fueron entregados a las respectivas diócesis. El letrado insistió también que la intención de la Iglesia de Mallorca es que la vida monacal continúe en todos los conventos de la isla. De hecho, recordó que muchos conventos de monjas han sido ocupados por otras congregaciones de religiosas y la Diócesis les ha entregado la propiedad. Zaforteza mantiene a que las monjas han sido utilizadas por intereses privados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.